Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Mundo

Alerta en Inglaterra por altos niveles de contaminación atmosférica

Las autoridades británicas recomendaron hoy a los ciudadanos no hacer grandes esfuerzos al aire libre.

Alerta en Inglaterra por altos niveles de contaminación atmosférica
Vista de Ingletarra.

Las autoridades británicas recomendaron hoy a los ciudadanos no hacer grandes esfuerzos al aire libre para evitar verse afectados por los altos niveles de contaminación que desde ayer se detectan en varias zonas de Inglaterra, incluido Londres.

Tanto la Oficina Meteorológica (MET) como los responsables de Sanidad han aconsejado a quienes sufren de asma o enfermedades de pulmón o cardiovasculares que no salgan mucho a la calle, mientras que algunas escuelas han optado por no dejar salir al patio a sus alumnos.

El primer ministro, David Cameron, confesó en el programa "Breakfast" de BBC1 que hoy no salió a correr, como es su costumbre, para evitar inhalar los gases tóxicos, provocados por una mezcla de gases contaminantes del Reino Unido y el continente europeo y una tormenta de arena del Sahara.

"Es muy desagradable, se siente en el aire", dijo Cameron, quien reveló que en lugar de hacer deporte por Londres, sumido hoy en una densa neblina, optó "por trabajar un poco".

"Es un fenómeno meteorológico que ocurre naturalmente -explicó el jefe del Gobierno-. Suena extraordinario, polvo del Sahara, pero es lo que es".

El ministerio de Medio Ambiente (DEFRA), que predice que esta contaminación atmosférica no amainará hasta mañana, ha advertido de que los niveles de polución han alcanzado el nivel 9 (de una escala de 10) en el sureste y el este de Inglaterra y los alrededores de Londres.

También se han pronosticado altos niveles de contaminación del aire en el condado central de East Midlands para la jornada de hoy.

Algunos de los síntomas de inhalar esta neblina son escozor de ojos y dolor de garganta.

DEFRA y el departamento de Sanidad Pública de Inglaterra (PHE) han recomendado a los asmáticos usar más a menudo sus inhaladores y evitar salir a la calle, mientras que en general se aconseja a la población no hacer ejercicio en la calle.

"Cuando los niveles son altos, los adultos y los niños con problemas de pulmón y los adultos con dolencias del corazón deberían reducir los esfuerzos físicos, particularmente al aire libre y sobre todo si experimentan síntomas", declaró un portavoz de PHE, Sotiris Vardoulakis.

La meteoróloga Helen Dacre, de la universidad inglesa de Reading, dijo que una alta polución en el aire "causa efectos desagradables y peligrosos en la salud", tanto a largo como a corto plazo.

"Gases tóxicos como ozono y dióxido de nitrógeno, finas partículas de polvo llegadas del Sahara y las de la combustión de combustibles fósiles se han juntado para causar dificultades a las personas con problemas de corazón, pulmón y respiratorios como el asma", afirmó.

Dacre señaló que el polvo del Sahara llega al Reino Unido "varias veces al año", pero en esta ocasión se ha combinado con una alta concentración de gases contaminantes en el ambiente.