Temas Especiales

24 de May de 2022

Mundo

Primer Ministro israelí descarta por ahora cese al fuego con Hamas

Israel lanzó su operación la mañana del martes con bombardeos masivos contra la Franja de Gaza, y van múltiples muertos y heridos palestinos

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo hoy a los legisladores israelíes que por el momento un acuerdo de cese al fuego con el Hamas no está en la agenda.

El primer ministro hizo estas declaraciones al informar a los ministros durante una reunión en el Knesset (Parlamento de Israel) respecto a la ofensiva más reciente de Israel en la Franja de Gaza llamada "Operación Borde Protector" que ya entró en su tercer día.

Los legisladores preguntaron a Netanyahu si la operación tenía objetivos políticos específicos y si estaba en contacto con Egipto u otros países respecto a una mediación de un acuerdo de tregua. "No estoy hablando con nadie sobre una tregua por ahora", dijo Netanyahu a los miembros del Comité de Relaciones Exteriores y Defensa. "Eso ni siquiera está en la agenda", declaró el primer ministro.

El primer ministro israelí dijo que ordenó un incremento en los bombardeos contra Gaza y que había recibido el apoyo de líderes internacionales con los que habló en el último par de días, incluido el presidente francés, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Israel lanzó su operación la mañana del martes con bombardeos masivos contra la Franja de Gaza después de que 300 cohetes fueran disparados contra el sur de Israel en las semanas previas.

Hasta esta tarde, la Fuerza Aérea Israelí atacó 800 blancos en la Franja de Gaza y causado la muerte a por lo menos 80 palestinos, incluidos 22 niños, 15 mujeres y 12 ancianos, señalaron fuentes médicas palestinas.

Más de 500 personas han resultado heridas en los ataques. Desde el inicio de la operación, más de 255 cohetes y proyectiles de mortero han sido disparados hacia Israel, incluidas ciudades en el centro de Israel, la meseta central sur y el área de la meseta norte, así como en el área de Jerusalén mayor y las comunidades del sur.

Hasta el momento, no se han reportado víctimas en la parte israelí.