Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Mundo

Forcejeo mortal entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza

Los bombardeos israelíes en Gaza dejan por el momento 100 palestinos muertos

Forcejeo mortal entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza
Una bola de fuego cubre parte de la ciudad palestina de Rafah en la Franja.

La ofensiva israelí contra Hamás en la franja de Gaza deja por el momento 100 palestinos muertos.

Entretanto el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu declaró que continuará con la ofensiva sin importar la reacción internacional. En una conferencia de prensa, Netanyahu insistió en que las medidas militares continuarán hasta que cese el fuego de misiles desde la franja de Gaza.

Aseguró que ha mantenido buenas conversaciones con líderes mundiales en días recientes, entre ellos el presidente estadounidense Barack Obama y líderes europeos. ‘No nos detendrá la presión internacional, de actuar con toda la energía’, declaró el primer ministro.

Netanyahu también destacó que Israel ha alcanzado más de 1,000 objetivos en Gaza, bombardeando el territorio, en promedio, cada cinco minutos. De hecho, el premier israelí destacó que este operativo usó el doble de la fuerza que en el operativo del 2012.

En este intercambio de cohetes, los milicianos en Gaza ya han disparado más de 550 proyectiles contra Israel. El centro comercial de Tel Aviv y el aeropuerto de Ben-Gurion escucharon sirenas de alarma ayer, pero esos cohetes fueron interceptados. Hamás, además, dijo tener la intención de lanzar cohetes en el aeropuerto y advirtió a las líneas aéreas extranjeras que dejen de volar hacia Israel.

El fuego de cohetes también provocó un incendio en la gasolinera de Ashdod (sur de Israel), hiriendo de gravedad a una persona. Esta explosión en Ashdod provocó columnas de humo que se alzaban hacia el cielo, dejando un rastro de vehículos quemados a su paso. De hecho, este ataque pareció ser el incidente más grave en Israel en estos cuatro días.

LÍBANO SE SUMA

El norte de Israel también recibió varios proyectiles, que al parecer, fueron lanzados desde el Líbano. Por el momento, no se reportaron víctimas, aunque sí daños materiales, según informaron a EFE fuentes policiales.

De los proyectiles lanzados desde el Líbano, dos cayeron en Israel y se está investigando si otro aterrizó en la parte meridional del Líbano o incluso impactó en el mismo lugar desde el que fue lanzado, señalaron a la agencia española fuente militares.

En represalia, la artillería israelí disparó 25 proyectiles en las afueras de Kfarchuba, en la conflictiva región de las granjas de Chebaa. Por su parte, el Ejército y la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el sur del Líbano (FINUL) están inspeccionando el lugar desde donde fueron disparados los cohetes, mientras que aviones de reconocimiento israelí, sin piloto, sobrevuelan la zona.

MEDIACIÓN

El presidente de EEUU, Barack Obama mantuvo el jueves una conversación telefónica con Netanyahu, en la que el mandatario estadounidense expresó su temor a una escalada de violencia y subrayó ‘la necesidad de que todas las partes hagan lo posible para proteger a los civiles y restaurar la calma’, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

‘Estados Unidos sigue dispuesto a facilitar un cese de las hostilidades, incluida una vuelta al acuerdo de cese del fuego de noviembre de 2012’, precisó la nota.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon llamó a un alto el fuego inmediato en la apertura de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad.

‘Es más urgente que nunca intentar encontrar un terreno de consenso para lograr un retorno a la calma y a un acuerdo de cese el fuego’, declaró Ban. El jefe de la ONU reiteró además ‘su llamado a ambas partes a mostrar la máxima moderación’.

El presidente francés, François Hollande, también expresó su inquietud por teléfono al presidente palestino Mahmud Abas y estimó que ‘la escalada debe cesar’.

OPERACIÓN TERRESTRE

Mientras la comunidad internacional se mueve con lentitud para frenar el conflicto, Israel mira al perímetro de la Franja, pendiente de cuando comenzará la previsible incursión terrestre. Allí, apostados frente a la verja que desde 2007 aisla y mantiene bajo asedio a más de 1,8 millones de palestinos, unidades de infantería y blindados ultiman los preparativos a la espera de la luz verde del gobierno.

‘Debemos mirar esta campaña de forma sensata y no histérica. Nada impedirá que sigamos adelante. El Ejército israelí no necesita una gota que colme el vaso para lanzar una operación terrestre, sólo una directriz política’, admitió el jefe del Ejército israelí, Benny Gantz.

El general reiteró que la ofensiva avanza con éxito por la senda marcada, pero que considera que aún no es suficiente para el logro de sus objetivos declarados: detener el lanzamiento de cohetes y destruir la infraestructura del movimiento islamista Hamás.

‘Gaza se está sumiendo en el desastre. La ofensiva por aire es excelente y los esfuerzos en inteligencia están funcionando’, afirmó.