Temas del día

28 de Feb de 2020

Mundo

Obispos preocupados por aceptación de homosexuales

Obispos conservadores objetan documento

Obispos preocupados por aceptación de homosexuales 
Plaza de San Pedro en el Vaticano.

Obispos conservadores preocupados por la aceptación sin precedentes a homosexuales y divorciados por parte del Vaticano intentaron expresar sus posturas en una reunión católica sobre vida familiar, haciendo hincapié en los beneficios que ofrecen los católicos píos, en los fundamentos de la doctrina eclesiástica y en los peligros del pecado.

Un documento presentado el lunes, en la mitad de la reunión de varios días, fue elogiado por grupos de derechos de los homosexuales como un cambio drástico en el tono de la institución sobre aceptación de los homosexuales.

El resumen oficial del martes sobre las reuniones a puerta cerrada que siguieron a la difusión del documento indicó que pese al  "aprecio'' por el texto, algunos obispos ofrecieron reflexiones adicionales  "para reunir varios puntos de vista'' que deberían reflejarse en la versión final, que se publicará el sábado.

Esa expresión se ha interpretado como un indicio de la profunda preocupación y consternación expresada por obispos y comentaristas católicos en torno al documento del lunes, y por los temores sobre que su casi revolucionario tono conciliador podría confundir a algunos católicos sobre enseñanzas clave de la iglesia.

El documento indicó que los homosexuales tienen dones que ofrecer a la Iglesia y que sus relaciones de pareja, aunque moralmente problemáticas, ofrecen a las parejas gais un apoyo "precioso''.

El texto señaló que la Iglesia debe dar la bienvenida a los divorciados y reconocer los aspectos  "positivos'' de los matrimonios civiles e incluso de la convivencia de parejas católicas no casadas. Varios conservadores conocidos que participaron en el sínodo criticaron de inmediato el texto.

El presidente de la conferencia episcopal polaca, el cardenal Stanislaw Gadecki, lo describió como  "inaceptable'' y una desviación de las enseñanzas de la Iglesia.

Por su parte, el estricto cardenal estadounidense Raymond Burke, responsable del máximo tribunal vaticano, se quejó de que el Vaticano estaba publicando información "manipulada'' sobre la dinámica del sínodo que no reflejaba el  "consistente número de obispos'' que se oponían al tono del documento.

Según el resumen vaticano del debate, los obispos sugirieron que la versión final del informe hiciera énfasis en las familias católicas que siguen las enseñanzas de la institución para evitar  "un centro de atención casi exclusivo sobre situaciones familiares imperfectas''.

Sobre los homosexuales, pidieron  "prudencia'' para  "que no se cree la impresión de una evaluación positiva de esa tendencia por parte de la Iglesia.

La misma prudencia se aconsejó en referencia a la convivencia (sin matrimonio)''. Los obispos señalaron que la palabra  "pecado'' apenas aparecía en el documento, y que el texto final debía explicar mejor el concepto de  "gradualidad'', que insta a los fieles a ir paso a paso en su camino a la santidad.

Los obispos temían que un énfasis en esta idea pudiera provocar confusión sobre si los católicos deben seguir las leyes de la institución al pie de la letra en temas polémicos como los anticonceptivos. >rem 1rem 0<