Temas Especiales

08 de May de 2021

Mundo

El Ébola dispara la xenofobia

¿Es acaso el Ébola una cuestión solo de negros y africanos?

El mortal virus del Ébola ha hecho emerger un brote xenófobo en muchas naciones. Jean Marie Le Pen, la ultraderechista dirigente francesa, dijo hace poco: ‘El ébola puede solucionar el problema de la inmigración en tres meses’. El comentario lo cuestionó Amnistía Internacional y Le Pen dijo luego que no quiso decir lo que dijo. En Brasil se aisló a un ‘sospechoso’ guineano, un caso que dio negativo, y bajo supuestos protocolos se dio la alerta nacional basándose en los siguientes indicios: era africano, negro y había estado en aeropuertos internacionales. ¿Es acaso el Ébola una cuestión solo de negros y africanos?

Los miedos globales contra la enfermedad están exacerbados con el sensacionalismo de algunos políticos y, especialmente, la desinformación de un público que en las redes sociales hacen alarde de ser expertos en nada y están desatando una histeria colectiva mundial y opiniones realmente estúpidas e irresponsables. Ante este fenómeno se requiere moderación. Además, no hay ningún caso en América Latina, solo dos se han registrado en EEUU, ambos son personal sanitario que estuvo en contacto directo con el paciente liberiano fallecido en Dallas.

El país más poderoso del mundo está revisando sus protocolos, explicó el presidente Barack Obama. A pesar de estos importantes (pero no alarmantes casos) en Panamá, violando leyes y la mínima ética, un político propuso ‘cerrarle la frontera a todo el que venga de África’ (sic), pues no se enteraba que los árabes y un largo etcétera de pueblos no son negros y viven en ese gran continente. Sea en Panamá, Estados Unidos, Francia o Brasil la xenofobia empieza a dispararse. Lo grave es que estas imposturas morales causarán tanto daño y muertes como el mismo virus y retrasarán medidas efectivas.

No obstante, la experiencia del VIH-Sida en el mundo que ha dejado millones de muertos en todo el planeta, que demostró que no es tampoco un caso solo de ‘homosexuales y prostitutas’, ha hecho que la comunidad científica y la Organización Mundial de la Salud (OMS), estén conscientes que hay que actuar rápido para evitar una pandemia.