Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Mundo

Queman imágenes de Putin y Barroso en Reino Unido

El presidente ruso Vladimir Putin y el líder europeo José Manuel Barroso figuran entre las efigies quemadas en ocasión de la "Bonfire Night"

El presidente ruso Vladimir Putin y el líder europeo José Manuel Barroso figuran entre las efigies quemadas el miércoles en ocasión de la festividad anual de "Bonfire Night", que tiene lugar en todo el Reino Unido.

Esta conmemoración, en la que se encienden hogueras y se queman fuegos artificiales a través de toda Gran Bretaña, festeja el fracaso de la "Conspiración de la pólvora" (Gunpowder Plot), el atentado fomentado por el rebelde católico Guy Fawkes, quien quería hacer volar con explosivos el parlamento del rey Jacobo I, en 1605.

La efigie de Putin, en ropa interior y sentado sobre un tanque de guerra en clara alusión a la intervención rusa en el conflicto en Ucrania.

Dos grandes imágenes de Alex Salmond, quien perdiera en setiembre el referéndum sobre la independencia de Escocia, fueron retiradas después que se publicaran sus fotos en línea provocando una tormenta de protestas.

Por su parte, con 10 metros de altura, la de Barroso, quien viene de entregar su cargo a su sucesor, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, al frente de la Comisión de Bruselas, sería quemada en la pequeña ciudad de Edenbridge (suroeste de Inglaterra).

En su caso, el objetivo era "penalizarlo" por haber reclamado un complemento presupuestario de 1.700 millones de libras (unos 2.100 millones de euros) al Reino Unido, según explicó un miembro de la Edenbridge Bonfire Society.

En la jornada, también hubo choques entre la policía y miles de manifestantes anticapitalistas que invitaban "a la revolución" en el centro de Londres, en los alrededores de Buckingham Palace, tras una marcha hacia el parlamento.

Los manifestantes formaban parte de la "Marcha del Millón de Máscaras", organizada en varias ciudades del mundo por el grupo de activistas Anonymous. Éstos lanzaron contra la policía conos de plástico de circulación, botellas y placas de calles, y destruyeron barreras metálicas.

Algunos también lanzaron fuegos artificiales durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.Los manifestantes intentaron además tomar por asalto la sede de la BBC, pero fueron impedidos a la entrada por la policía.

Diez manifestantes fueron detenidos bajo sospecha de haber lanzado fuegos artificiales y por agresión contra los agentes, indicó la policía de la 'City'.