Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Mundo

Renzi respeta la huelga general contra su Gobierno pero dice no le impresiona

"Hay un país por cambiar y lo cambiaremos.Continuamos en la única dirección posible para salvar Italia", dijo el Premier italiano Renzi

Renzi respeta la huelga general contra su Gobierno pero dice no le impresiona
Matteo Renzi, primer ministro italiano.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, dijo hoy "respetar" a quienes protestan pero aseguró no estar "impresionado" tras la huelga general que los sindicatos mayoritarios llevaron a cabo este viernes en el país para protestar contra sus políticas.

En una rueda de prensa celebrada tras el consejo de ministros, Renzi expresó su voluntad de trabajar con los sindicatos pero aseguró que seguirá adelante con las reformas.

"(Siento) Un gran respeto, como siempre, hacia los trabajadores que han pagado con una jornada de sueldo sus críticas hacia el Gobierno. Personalmente no soy un tipo impresionable", afirmó.

Y añadió: "Hay un país por cambiar y lo cambiaremos. No me impresionan. Continuamos con la cabeza en alto en la única dirección posible para salvar Italia". Asimismo expresó su voluntad de volver a "trabajar codo con codo con los sindicatos" para abordar la crisis empresarial pero, en lo que afecta al proceso legislativo, afirmó que "las leyes se hacen en el Parlamento".

Italia afrontó hoy una huelga general convocada por dos de los sindicatos mayoritarios del país, la Cgil y la Uil, para protestar contra las políticas del Ejecutivo, en especial contra la Reforma laboral -que prevé facilitar el despido- y los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Bajo el lema "Así no se puede", los sindicatos llevaron a cabo manifestaciones en 54 ciudades de todo el país, en algunas de las cuales se produjeron duros enfrentamientos, como en Turín, con 9 detenidos, o en Milán, con 11 heridos.

Según los datos de los convocantes, la adhesión media a la protesta fue del 60 % mientras que la participación en las manifestaciones alcanzó el millón y medio de personas.

Especialmente afectado fue el sector de los transportes ya que, de acuerdo a las cifras de los sindicatos, lograron detener "casi el 50 % de los trenes, el 60 % de los aviones y el 70 % de los autobuses urbanos y metros" a nivel nacional.