Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Mundo

Netanyahu, apurado para formar gobierno

El líder israelí apuesta a lograr una mayoría de 61 diputados, tras el revés que le propinó el exministro Lieberman

Netanyahu, apurado para formar gobierno
Lieberman dijo que el próximo gobierno no servirá a los ‘intereses nacionales'.

Tras la negativa del partido nacionalista Israel Beiteinu del ministro de Asuntos Exteriores saliente Avigdor Lieberman, el líder del partido Likud y actual primer ministro israelí Benjamin Netanyahu apuraba el paso desde el lunes para hacerse de una mayoría parlamentaria que le permita formar el nuevo gobierno de Israel.

Netanyahu, cuya tolda política resultó victoriosa en las pasadas elecciones que él mismo convocó de manera anticipada el pasado 17 de marzo, tiene plazo hasta la noche de hoy para lograr una coalición de al menos 61 escaños para iniciar un nuevo gobierno, según reportó la agencia AFP .

La reticencia de Lieberman, hecha pública el pasado lunes, está fundamentada en el acuerdo que firmó Likud con los ultraortodoxos del partido Shas que, según la agencia Efe , le apoyaría con los siete escaños logrados en los pasados comicios.

El actual primer ministro contaba con los diputados de Israel Beiteinu para sumar 67 voluntades en la Knesset (parlamento israelí), pero Avigdor Lieberman echó por tierra ese plan, al declarar que los seis diputados de su partido no se sumarán al nuevo gobierno.

‘Netanyahu está traicionando los valores del campo nacional y vende todo lo que es importante para el Estado de Israel' criticó el pasado viernes Yair Lapid, líder del partido centrista laico Yesh Atid y extitular de Finanzas durante la protesta en Tel Aviv en contra de las medidas educativas y sociales que representaban un alto coste económico para Israel, ocurridas en mayo de 2013.

La agencia Efe divulgó que Netanyahu accedió a respaldar un controversial plan de eliminación del impuesto de 18% a los alimentos.

Según el diario Haaretz , citado por la agencia Efe, quitar el impuesto a productos básicos como la leche y el pan repercutiría en pérdidas al Estado israelí por el orden de los $250 millones.

==========

Yair Lapid

EXMINISTRO DE FINANZAS