19 de Sep de 2021

Mundo

Tifón Mujigae provoca siete muertos en sur de China

El suministro de electricidad se ha reanudado en un 90 por ciento de las áreas residenciales de Fanyu

El tifón Mujigae ha dejado al menos siete muertos y 223 heridos después de tocar tierra en la provincia meridional china de Guangdong el domingo. El saldo de víctimas se debe a los tornados generados por el tifón.

En la ciudad de Zhanjiang, donde Mujigae tocó tierra, las tormentas y precipitaciones provocaron el corte de los servicios de telecomunicaciones, electricidad y agua en la mayoría de las zonas.

Zhanjiang ha sido el lugar más gravemente dañado y el apagón de las telecomunicaciones ha obstaculizado la información de daños a las autoridades de control de inundaciones de Guangdong, afirmó a Xinhua un funcionario local. Los tornados azotaron Nancun y Shiqi el domingo por la tarde, dejando un saldo de tres fallecidos y 134 heridos, así como hogares dañados, según el gobierno del distrito de Fanyu de Guangzhou.

Las tormentas golpearon también tres distritos de la ciudad de Foshan ayer, causando tres muertos y 89 heridos, informó el gobierno local. Las labores de rescate están en marcha en las zonas afectadas en Guangdong. El suministro de electricidad se ha reanudado en un 90 por ciento de las áreas residenciales de Fanyu.

El proveedor eléctrico local, China Southern Power Grid, ha enviado empleados de las zonas vecinas a Zhanjiang, pero la reanudación del suministro necesita mucho tiempo debido a la graves daños a la red eléctrica de la zona.

El departamento de asuntos civiles de la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi informó de que el tifón Mujigae ha afectado a más de 1,44 millones de personas hasta las 13:00 horas de hoy lunes. Una persona perdió la vida al caer de un árbol en la capital regional de Nanning.

Desde el domingo, Mujigae ha obligado a evacuar a unos 66.300 residentes, además de destruir 748 hogares y causar pérdidas económicas de 175 millones de yuanes (27,52 millones de dólares) en Guangxi.

En el poblado de Daba, un jefe local, Pang Meizhi, contó a Xinhua que la mitad de los arrozales de los lugareños se ha quedado sin cosecha. En toda la región autónoma, un total de 47.390 hectáreas de campos de cultivo quedaron afectados, causando pérdidas de 132 millones de yuanes.