03 de Dic de 2021

Mundo

Economía Global, un delirio financiero

La economía de Venezuela fue calificada por el FMI ‘como la peor del mundo'.

El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el que anticipa un frenazo global (aún peor para América Latina), el cual fue dado a conocer este miércoles en Lima (Perú), sede regional del Fondo, está volviendo loco a los economistas y estrategas mundiales que no se ponen de acuerdo para reconducir las estrategias globales de desarrollo. No obstante, el FMI recomendó una vez más las mismas recetas capitalistas de siempre: más inversiones, mejorar la carga impositiva y reformas estructurales. Las mismas palabras fondomonetaristas de la crisis financiera del 2008 de la que aún no salimos, sino preguntémosle a la Unión Europea que quedó al descubierto en Grecia y otras naciones, algunas mencionadas como un ejemplo pues están pagando su deuda (Irlanda, Islandia, España, etcétera). No obstante olvidando citar la masacre económica en sus pueblos sin empleos y sin expectativas.

Pero algo no es igual en el eje del mal que nos anticipa el Fondo. Uno de los factores que sigue en caída sostenida es el precio a la baja del petróleo. Una jugada política entre EE.UU. y Arabia Saudita que mostró su fuerza e independencia dentro de la OPEP, un organismo que el reino de Riad domina con su super producción. En la actualidad esta medida que tenía como fin la desestabilización del mercado petrolero en Rusia y Venezuela, se ha convertido en un boomerang que afecta a todas las economías del planeta.

En el continente americano varias naciones de Centroamérica, entre ellas Nicaragua, Costa Rica, Panamá –con la mayor tasa de crecimiento de América Latina- y República Dominicana, tienen proyecciones positivas de un 3%, solo un poco menos que el pronóstico del 2014.

La economía de Venezuela fue calificada por el FMI ‘como la peor del mundo'. Una inflación del 200 % y un crecimiento negativo del 10 % son cifras delirantes de un régimen aferrado a las culpas. El gigante brasilero está tomando rápidas reformas para revertir los datos que están por hundir su economía, que le agrega la corrupción, un mal crónico en la región. Brasil revela la cara de las naciones emergentes, los BRICS; un frenazo de dimensiones gigantesca pues la contracción de la demanda China ejerce una fuerza gravitacional mundial. La Reserva Federal de EE.UU. ve hundirse el empleo en esta crisis. La economía global puede estar peor.