Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Mundo

Ola de críticas por ataques contra la libertad de prensa en Turquía

El gobierno turco es acusado de hostigar medios de comunicación críticos

Ola de críticas por ataques contra la libertad de prensa en Turquía
Manifestantes a favor del diario Zaman se enfrentaron a la policía el viernes.

Turquía se ha vuelto nuevamente objeto de críticas, tanto dentro como fuera del país, tras la confiscación del diario Zaman, un medio crítico del gobierno islamista de Recep Tayyip Erdogan.

De acuerdo al gobierno turco, la justificación que se empleó para confiscar el diario fue su supuesta vinculación con el predicador islamista exiliado en Estados Unidos (EE.UU.), Fetullah Gülen.

Gülen es acusado por el Ejecutivo turco de intentar crear un ‘Estado paralelo'. También es acusado de instigare las acusaciones de corrupción que enfrentó Erdogan en 2013.

El domingo el diario Zaman, bajo supervisión de las autoridades turcas, aparecía con una línea editorial distinta a la del sábado.

En la edición del sábado el periódico mostró en primera plana el mensaje ‘La Constitución suspendida', en protesta por la confiscación.

Para el domingo la portada se refería a la construcción del tercer puente sobre el Bósforo en Estambul, con el titular, ‘Histórica excitación en el puente'.

La Sociedad de Periodistas Turcos emitió un comunicado criticando la ‘mentalidad del Gobierno de silenciar a la prensa', los arrestos de periodistas, el cierre de algunos medios y las multas a otros, informa la agencia Efe .

‘La democracia turca está gravemente herida con el movimiento del Gobierno hacia la transformación de Turquía en un Estado policial donde no se tolera ninguna crítica', alertó la organización sindical.

No es la primera vez que el gobierno de Turquía interviene un medio de comunicación.

En 2015 Ankara dos emisoras de televisión y un periódico del grupo mediático Ipek fueron intervenidos, también bajo la misma acusación de colaborar con Gülen.

Ankara también es acusado de persecución contra periodistas críticos como es el caso de Can Dündar, redactor jefe del diario opositor Cumhuriyet, y Erdem Gül, su jefe de oficina en la capital turca.

Ambos son procesados por las autoridades turcas bajo las acusaciones de espionaje, divulgación de secretos de Estado y tentativa de golpe de Estado.

Dündar y Gül habían publicado un artículo y un vídeo en 2015 en el que daban cuenta de una entrega de armas del gobierno turco a los islamistas sirios.

La información enfureció a Erdogan, cuyo gobierno niega apoyar a los grupos islamistas. ‘Este incidente no tiene nada que ver con la libertad de expresión, es un caso de espionaje', declaró Erdogan.

‘Los medios de comunicación no pueden tener libertad sin límites. Esas historias han incluido todo tipo de ataques contra el presidente de este país', añadió el mandatario turco.

Inicialmente la fiscalía de Estambul pidió cadena perpetua para ambos periodistas, lo que provocó una ola de indignación en el país.

El Colegio de Abogados de Turquía calificó de ilegal el encarcelamiento preventivo de los dos periodistas y lo ha interpretado como ‘castigo' al no existir riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas.

Las críticas contra Ankara también llegan desde afuera. El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, calificó de ‘alarmante' la confiscación del diario Zaman bajo el control del Ejecutivo.

‘El control de Zaman es otro golpe a la libertad de prensa en Turquía. Quiero tratar este asunto el lunes con Ahmet Davutoglu', aseguró el pasado viernes el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en un mensaje en su cuenta de Twitter .

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, pidió respeto para la acción de la Justicia y negó que la confiscación de Zaman se trate de un asunto político.

Reporteros Sin Fronteras sitúa a Turquía en el puesto 149 de 180 países en su ránking de libertad de prensa.

==========

‘Los medios de comunicación no pueden tener libertad sin límites. Esas historias han incluido todo tipo de ataques contra el presidente'

RECEP TAYYIP ERDOGAN

PRESIDENTE DE TURQUÍA