La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Mundo

Periodista imputado en Vaticano dice que recibió documentos sin pedirlos

Dijo que no tuvo ningún otro intercambio de documentos con el sacerdote que no fuera el hecho por vía electrónica a iniciativa de Vallejo

El periodista italiano Emiliano Fittipaldi

El periodista italiano Emiliano Fittipaldi, procesado en el Vaticano por filtración y publicación de documentos reservados, dijo hoy que recibió algunos del sacerdote español Lucio Vallejo sin habérselos solicitado.

Fittipaldi, uno de los cinco procesados por la Justicia vaticana, declaró que Vallejo le envió por vía electrónica documentos pero que prácticamente no utilizó ninguno para escribir su libro "Avaricia", que revela datos reservados del funcionamiento económico de la Santa Sede.

El periodista fue el segundo de los procesados (después de Vallejo) interrogado hoy por el fiscal y las defensas y dijo que no sabía explicar por qué Vallejo le envió esos documentos que, agregó, no tenían interés y "fueron siete líneas en mi libro".

Admitió haberse encontrado con Vallejo en cuatro ocasiones, una de ellas con otra procesada, Francesca Chaouqui, y las otras a solas, pero apeló al secreto profesional para no revelar el contenido de esas reuniones.

Añadió a preguntas de su abogado: "Yo no sé nada de la vida personal de Vallejo Balda y nunca Chaouqui me dijo nada. Y tampoco sabía de aspectos embarazosos de su vida, hablamos de otras cosas".

Anteriormente el sacerdote español había declarado sobre la existencia de presiones por parte de Fittipaldi y el otro periodista procesado, Gianliugi Nuzzi: "yo sentía que sabían cosas de mí que no me querían decir y fue entonces cuando me sentí presionado a ser 'bueno", en alusión a documentos que el lunes reconoció que entregó a los informadores.

Fittipaldi dijo que no tuvo ningún otro intercambio de documentos con el sacerdote que no fuera el hecho por vía electrónica a iniciativa de Vallejo. Defendió que siempre ha tratado a sus fuentes con cortesía y respetando la deontología profesional, "porque, si no, van a contárselo a otro periodista".

Dijo que cuando conoció a Vallejo entre abril y mayo de 2015 su libro ya estaba "prácticamente terminado" y a la pregunta de si publicaría de nuevo documentos secretos, el periodista respondió: "lo he hecho siempre y lo volveré a hacer". "Publicaría cualquier documento que una institución no quiere publicar", añadió.

Respecto a otro de los procesados, el administrativo Nicola Maio, aseguró que nunca se reunió con él ni sabía quién era antes del juicio que se sigue en el Vaticano, reanudado esta semana después de varios meses de interrupción.