27 de Feb de 2020

Mundo

Cameron aplicará medidas contra la evasión fiscal

Anunció que elaborará una nueva ley para perseguir a bufetes y bancos que ayuden a sus clientes a cometer fraude fiscal

Cameron aplicará medidas contra la evasión fiscal
Cameron dio a conocer su declaración de renta.

El primer ministro británico, David Cameron, salió al paso en el Parlamento de las acusaciones de haberse beneficiado de un fondo ‘offshore' de su padre con una nueva batería de medidas contra la evasión fiscal.

En su primera comparecencia ante la Cámara de los Comunes tras desvelarse que ganó 19 mil libras (23,750 euros) con acciones de Blairmore Holdings, operado desde las Bahamas, Cameron negó cualquier práctica ilegal y subrayó que ningún Gobierno ha tomado acciones más ‘robustas' que el suyo contra la evasión.

Anunció que elaborará una nueva ley para perseguir a bufetes y bancos que ayuden a sus clientes a cometer fraude fiscal y reveló además un acuerdo con prácticamente todas las dependencias de la Corona británica para compartir información fiscal con Londres, incluidas las islas Vírgenes, las islas Caimán y la isla de Man.

Cameron divulgó un resumen de sus declaraciones de impuestos de los últimos seis años, un ejemplo que siguieron su ministro de Economía, George Osborne, y el líder laborista, Jeremy Corbyn.

El dirigente laborista, que acusó a Cameron de haber ofrecido en el Parlamento una ‘clase magistral en el arte de la distracción', declaró que en el ejercicio 2014-2015 pagó 18,912 libras (23,500 euros) en impuestos, mientras que Osborne pagó en ese mismo periodo 72,210 libras (90,076 euros).

El primer ministro defendió que tanto el líder de la oposición como el responsable de las finanzas estatales deben de ser transparentes con sus declaraciones de impuestos, si bien puntualizó que esa práctica no debe extenderse.

Cameron argumentó que si se obliga a todos los diputados a revelar sus finanzas personales, como algunas voces han pedido en las últimas horas, podría cuestionarse si es necesario que los periodistas y los directores de empresas públicas, entre otros, sigan ese ejemplo.

‘Eso no debería ocurrir sin un largo y pausado debate, y no es la solución que yo recomendaría', subrayó.