Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Mundo

Atentado en Kabul se cobra la vida de más de 80 personas

La agrupación Estado Islámico se adjudicó el ataque contra una protesta pacífica de la minoría hazara en Afganistán

Atentado en Kabul se cobra la vida de más de 80 personas
La comunidad hazara ha sido víctima de ataques por parte de grupos insurgentes.

Un atentado suicida con bomba contra una manifestación pacífica de la minoría hazara en la capital de Afganistán provocó al menos 80 muertos y 231 heridos, en el atentado más sangriento reivindicado por el Estado Islámico (EI) en dicho país.

Una marcha sin connotaciones religiosas, para protestar contra un plan energético del Gobierno que los hazaras denuncian que excluye a esta minoría, se vio sobresaltada por al menos una explosión.

Aunque las mayoría de las víctimas con civiles, entre ellas también se encuentra ‘un número de fuerzas de seguridad' que vigilaban la marcha, según un comunicado del Ministerio del Interior afgano.

Los terroristas entraron entre los manifestantes y llevaron a acabo las explosiones", aseguró el presidente afgano, Ashraf Gani.

De acuerdo a la información inicial tres suicidas con bombas son los responsables del atentado. El primero detonó su chaleco explosivo, el segundo falló en su intento de explotarlo y el tercero fue abatido por las fuerzas de seguridad afganas, según informa la agencia Efe .

No obstante el EI, en su reivindicación del ataque a través de la agencia Amaq vinculada al grupo yihadista, asegura que fueron dos de sus combatientes los que ‘detonaron cinturones con explosivos en una concentración de chiíes en la zona de Dehmazang en Kabul'.

Este nuevo atentado supera al ataque también reivindicado por el EI el año pasado en el mes de abril en la ciudad oriental afgana de Jalalabad, con 35 muertos y 125 heridos, el cual era considerado hasta ayer el más cruento de este grupo en suelo afgano.

Además del presiente Gani y del jefe de Gobierno afgano, Abdulá Abdulá, organizaciones como Amnistía Internacional, la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en Kabul, que ha pedido a sus ciudadanos que extremen la seguridad, y la misión Apoyo Decidido de la OTAN en Afganistán han condenado esta nueva acción sangrienta contra civiles.

‘La Embajada de los Estados Unidos condena en los términos más enérgicos el cobarde ataque con bombas que se ha cobrado decenas de vidas inocentes en Kabul durante una manifestación pacífica en la que los ciudadanos estaban ejerciendo sus derechos constitucionales', detalló una nota de la representación diplomática de EE.UU. en Afganistán.

El Ejecutivo de EE.UU. también condenó el ‘cobarde' ataque y reiteró su voluntad de ‘seguir apoyando' a sus ‘socios' afganos para que la paz y la seguridad vuelvan a Afganistán.

Por su parte, en otra nota, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, fue más allá y ofreció la ayuda de Estados Unidos al presidente afgano, Ashraf Ghani.

‘Enviamos nuestras más profundas condolencias a los seres queridos de los fallecidos y heridos, y ofrecemos al presidente Ghani toda la ayuda que pueda necesitar mientras su Gobierno investiga y trabaja para llevar a los asesinos ante la justicia', subrayó Kirby, quien calificó el ataque como ‘despiadado'.

Por otro lado la Unión Europea (UE) afirmó que está junto a las autoridades afganas en la lucha contra el terrorismo.

‘Trasladamos nuestras condolencias a las familias y a los amigos de las víctimas y expresamos nuestra solidaridad con los afganos', señalaron los portavoces de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado.

‘Instamos a todos los afganos a permanecer unidos en apoyo a los esfuerzos para combatir esta amenaza global', añadió.

El gobierno de México también emitió un comunicado en el cual lamentó ‘profundamente' el ataque terrorista.

Incluso un portavoz de la insurgencia talibán, Zabaiullah Mujahid, se expresó en contra de ‘cualquier ataque que cause división y discriminación entre la gente y la religión'.

Los yihadistas tienen presencia en el país asiático al menos desde el año pasado, pero en marzo pasado las autoridades habían anunciado su derrota en su principal bastión en Afganistán, la provincia oriental de Nangarhar, aunque sin que hayan cesado los combates contra esta formación ni los ataques del EI.

La comunidad hazara de Afganistán, un país predominante suní en el que los chiíes representan el 9% de la población, ha sido objeto de diversos secuestros en grupo y asesinatos sectarios por parte de los talibanes y otros grupos insurgentes como el EI en los últimos dos años.

==========

TRAGEDIA

La mayoría de las víctimas del atentado fueron civiles

Las autoridades afganas hablaron de tres suicidas, pero el EI menciona que fueron dos los suicidas.

El ataque se produjo hacia las 14:30 hora local (10:00 GMT) durante una manifestación de miles de afganos, la mayoría de la minoría hazara.