Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Mundo

Desplazados por conflicto en Nigeria vuelven a sus casas

Los seis años de guerra con los yihadistas han obligado a 2.5 millones de personas a huir de sus hogares

Desplazados por conflicto en Nigeria vuelven a sus casas
Los niños de zonas del nordeste de Nigeria se han convertido en las principales víctimas del terrorismo.

Tres mil personas desplazadas por la violencia del grupo terrorista Boko Haram en la ciudad de Damasak, en el noreste de Nigeria, regresaron a sus hogares tras la expulsión de los yihadistas de la zona, informó un portavoz del Ejército.

Damasak, situada en el estado de Borno, el más castigado por Boko Haram, fue tomada por el grupo terrorista en 2014, obligando a miles de personas a huir a países fronterizos y otras partes de Nigeria.

Para el retorno de los desplazados, el Gobierno local abrió dos carreteras principales y sometió a la población a un control de seguridad antes de permitir su entrada en la ciudad, informó este miércoles el portavoz del Ejército en funciones, Sani Usman, en un comunicado.

Además el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, anunció el pasado sábado la toma completa por tropas gubernamentales del bosque de Sambisa, situado en el noreste del país y considerado el último gran refugio y lugar de escondite de la milicia.

El grupo controlaba hasta hace poco vastas áreas del noreste de Nigeria y ha matado a decenas de miles de personas en su intento de imponer la sharía o ley islámica.

Otra de las victorias recientes del Gobierno en su lucha contra Boko Haram fue la liberación el pasado octubre de 21 de las niñas que formaban parte de las más de 200 escolares secuestradas hace dos años y medio en la localidad nigeriana de Chibok.

Las chicas liberadas, que son protegidas por el Gobierno en la capital Abuja, volvieron el pasado 24 de diciembre a su ciudad natal, Chibok, para pasar las fiestas con sus familiares.

Sin embargo, los parientes se quejan de que la visita se realiza en medio de un estrecho cordón de seguridad que las mantiene alejadas de las familias.