28 de Nov de 2022

Mundo

Parlamento danés deroga ley que castiga la blasfemia

Los servicios de inteligencia daneses advirtieron que abolir esta pena aumentaría el riesgo de atentados terroristas

Parlamento danés deroga ley que castiga la blasfemia
Parlamento danés.

El Parlamento danés aprobó hoy abolir una controvertida ley sobre la blasfemia, vigente desde hace más de un siglo y medio, que puede castigar con hasta cuatro meses de cárcel la burla pública contra las religiones.

La despenalización de la blasfemia ha sido una cuestión a debate en Dinamarca durante los últimos años, pero hasta ahora no había fructificado por las reticencias de varios de los grandes partidos.

El tema recuperó actualidad hace tres meses, cuando la fiscalía presentó cargos por blasfemia contra un danés de 42 años por quemar el Corán en el jardín de su casa.

En un vídeo que colgó en red social Facebook, invitaba a mostrar consideración hacia los vecinos al prender fuego a ese libro, "porque apesta cuando arde".

Era la primera vez que una persona era acusada de violar esa ley desde 1971, cuando dos jefes de programas de la televisión pública fueron absueltos tras un proceso abierto por la actuación de una cantante que interpretó una canción sobre Dios.

En los últimos años, la fiscalía había desestimado presentar acusación formal en una docena de casos, entre ellos uno contra el diario "Jyllands-Posten", que en septiembre de 2005 publicó una serie de viñetas sobre Mahoma que provocaron meses más tarde un conflicto diplomático internacional.

Los servicios de inteligencia daneses advirtieron el mes pasado de que abolir la ley sobre la blasfemia, que sólo ha derivado en su historia en dos condenas, podía aumentar el peligro de un atentado terrorista en este país escandinavo.

La propuesta, presentada por la rojiverde Lista Unitaria, contó con el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias, a excepción del opositor Partido Socialdemócrata, la principal formación de la Cámara, con una cuarta parte de los diputados.

La aprobación era esperada después de que hace unos días el Partido Liberal del primer ministro Lars Løkke Rasmussen comprometiera su apoyo a una moción que ya respaldaban las otras dos fuerzas que componen el Ejecutivo de centroderecha en minoría.