La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

CIJ condena al Estado holandés por la matanza de Srebrenica

La Corte Internacional de Justicia ratificó la responsabilidad de Ámsterdam por el genocidio durante la guerra en Bosnia

La ONU desplegó a los cascos azules en Bosnia en 1992, en el marco de los conflictos territoriales y étnicos en los países de la antigua Yugoslavia.

Una corte de apelación de La Haya ratificó este martes una sentencia de 2014 en la que se aseguró que el Estado holandés es parcialmente responsable de la muerte de casi 300 hombres musulmanes en la masacre de Srebrenica, en la guerra de Serbia, en unos hechos ocurridos en julio 1995 en una zona protegida por cascos azules neerlandeses.

La corte concluyó que si las víctimas no hubieran sido desalojadas de Potocari, localidad controlada por los cascos azules holandeses después de la caída de Srebrenica, no habrían sido asesinadas por las fuerzas del general serbio Ratko Mladic, actualmente procesado por crímenes de guerra.

En julio de 1995, el batallón de cascos azules holandeses tenía orden de proteger la zona de Potocari y hasta allí acudieron miles de personas en busca de refugio.

Cuando las tropas serbias llegaron, estuvieron de acuerdo con los cascos azules holandeses en que todos los refugiados serían transportados en autobuses a zonas seguras, pero también se les permitió a los soldados de Mladic comprobar si había hombres que podrían haber participado en el conflicto armado para ser llevados ‘a juicio'.

Según la sentencia, los soldados holandeses no debían haber permitido que las tropas serbias retuvieran a esas personas porque ‘se hizo evidente que podrían ser torturados o asesinados'.

Los cascos azules holandeses podrían haber trasladado también a esos hombres a zonas seguras, aseguró el tribunal.

El caso fue presentado por las Madres de Srebrenica, que representan a seis mil familiares de las víctimas que tendrán derecho a una compensación económica.

INDIGNACIÓN

La presidenta de la asociación Madres de Srebrenica, Munira Subasic, calificó ayer de ‘vergonzosa' la sentencia que responsabiliza solo parcialmente a los cascos azules holandeses.

‘Se trata de una sentencia vergonzosa, han descargado toda la responsabilidad en los serbios, diciendo que ellos cometieron genocidio, mientras los holandeses no pudieron hacer nada', declaró Subasic a la televisión balcánica N1 .

La responsabilidad del Estado holandés se fijó en el 30%, según estableció el tribunal, por lo que las indemnizaciones a los familiares de las víctimas se calcularán con ese porcentaje.

Más de ocho mil varones bosnios musulmanes fueron asesinados en julio de 1995 por militares serbobosnios que entraron en una ‘zona protegida por la ONU', el enclave de Srebrenica en el este del país, al cargo de cascos azules holandeses.

Entre las víctimas figuran unas 300 personas que habían entrado en la base de los cascos azules situada en Potocari, a pocos kilómetros de Srebrenica, para solicitar protección, pero fueron expulsados y capturados por los serbobosnios