25 de Sep de 2021

Mundo

Ensayo de Pyongyang agrava situación en la península coreana

Como una ‘olla de presión' se encuentra nuevamente el este de Asia luego de las pruebas norcoreanas. Tokio, Washington y Seúl piden más sanciones contra Pyongyang, mientras que China llama al ‘dialogo'

Ensayo de Pyongyang agrava situación en la península coreana
Seúl respondió ayer a Corea del Norte con movilizaciones militares y bombardeos cerca de la frontera.

En nuevo ciclo de confrontaciones en la península coreana, el lanzamiento de un misil de prueba por parte de Corea del Norte, y que cruzó el espacio aéreo japonés, volvió a aumentar las tensiones en la ‘olla de presión' en la que se ha convertido esta región asiática.

En la mañana del pasado lunes Pyongyang realizó una prueba misilística de un prototipo de mediano alcance, probablemente el modelo Hwasong-12, según el Gobierno de Japón.

El proyectil cruzó el espacio aéreo nipón impactando en el Océano Pacífico a 1,180 kilómetros al este de las costas de la isla de Hokkaido.

CRISIS Y RESPUESTAS

El primero en elevar su voz de protesta fue Tokio, que además pidió una reunión de urgencia en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, mantuvo ayer una conversación telefónica con el presidente estadounidense, Donald Trump, según la agencia EFE , en la que acordaron ejercer aún más presión sobre Pyongyang tras su nuevo lanzamiento de un misil.

La conversación duró unos 40 minutos y en ella los líderes ‘coincidieron plenamente' en cuanto a la postura y las medidas a tomar ante las constantes provocaciones norcoreanas, dijo EFE citando a la cadena japonesa NHK .

Por su parte, el mandatario norteamericano afirmó que ante el Gobierno de Kim jong-un ‘todas las opciones están sobre la mesa'.

‘El mundo ha recibido alto y claro el reciente mensaje de Corea del Norte: este régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de las Naciones Unidas y por normas mínimas de comportamiento internacional aceptable', señaló Trump en un comunicado, distribuido por la Casa Blanca.

Entre tanto, China urgió al diálogo para poner fin a la crisis, ya que considera que las sanciones sobre Pyongyang no lograrán una solución, afirmó en rueda de prensa una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

Hua recordó que China se opone a los programas nuclear y balístico de Corea del Norte, pero apuntó a que ‘Estados Unidos y Corea del Sur han realizado una y otra vez maniobras militares y han ejercido presión militar' sobre Pyongyang.

MOVILIZACIÓN DE TROPAS

También este martes, el Ejército de Corea del Sur llevó a cabo ejercicios de bombardeos aéreos próximos a la frontera con Corea del Norte, como respuesta a la reciente prueba misilística de este ultimo.

Seúl desplegó cuatro cazas F-15K que lanzaron bombas sobre un objetivo situado cerca de la frontera desmilitarizada que separa a las dos Coreas, con el objetivo de ‘mejorar las capacidades de destruir al liderazgo enemigo', según el portavoz de la presidencia surcoreana, Yoon Young-chan.

En esta misma vía, el ejército surcoreno hizo fuertes advertencias a Corea del Norte, asegurando que está se enfrentará a ‘represalias', si persiste en continuar con sus ensayos armamentísticos.