Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Mundo

Más de 1.700 rebeldes muertos en ofensiva Al Hudeida, según coalición árabe

El portavoz de la alianza, Turki al Malki, dijo en una rueda de prensa en Riad que 466 posiciones han sido arrebatas a las hutíes

Más de 1.700 rebeldes muertos en ofensiva Al Hudeida, según coalición árabe 
La alianza árabe apoya a las tropas y milicias en la ofensiva de Al Hudeida.

Al menos 1.745 combatientes rebeldes chiíes hutíes han muerto en la ofensiva de las fuerzas gubernamentales yemeníes sobre la ciudad portuaria de Al Hudeida, aseguró hoy la coalición militar liderada por Arabia Saudí que las apoya.

El portavoz de la alianza, Turki al Malki, dijo en una rueda de prensa en Riad que 466 posiciones han sido arrebatas a las hutíes desde que la ofensiva fue relanzada por las fuerzas gubernamentales y sus aliados hace dos semanas, tras una suspensión de algunos meses.

Al Malki destacó los progresos hechos por las fuerzas que reciben el apoyo de la coalición árabe, que han asediado Al Hudeida por el norte y el sur, hasta llegar al distrito de Medinat al Saleh, al noreste de la ciudad, donde los hutíes han desplegado "francotiradores" en los tejados de los edificios.

Mientras, por el sur han alcanzado la calle 90 (circunvalación que une el sureste con el noreste de la urbe) hasta llegar a los molinos de cereales de Al Hudeida, que se sitúan al sureste de la misma.

Según Al Malki las fuerzas yemeníes se encuentran en los accesos al barrio de Al Rabsa, adyacente al aeropuerto, en el sur de la ciudad.

El portavoz acusó a los rebeldes de cometer "violaciones" en Al Hudeida, donde han destruido puentes y carreteras para impedir la llegada de ayuda humanitaria, y emplean a los civiles como "escudos humanos".

La alianza árabe apoya a las tropas y milicias en la ofensiva de Al Hudeida, que había sido suspendida el pasado junio para dar una oportunidad a las consultas de paz entre las partes beligerantes con mediación de la ONU, que finalmente no se produjeron.

Al Malki negó que la coalición o el Ejército yemení vayan a declarar un alto el fuego y afirmó que es necesario "presionar" a los hutíes para que vuelvan a la mesa de diálogo.

El portavoz consideró que la deserción ayer del ministro de Información del Gobierno de los hutíes, Abdelsalam Yaber, "revela el desequilibrio interno en las milicias" e instó a sus miembros "honrados" a alejarse del grupo, que controla zonas del norte y el oeste del Yemen, incluida la capital, Saná.