La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Mundo

La ANP vuelve a aceptar el dinero recaudado por Israel en su nombre

Se espera que la inyección del dinero dé un poco de oxigeno a las instituciones palestinas

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (d), habla con el ministro de Finanzas, Moshe Kahlon (i).Ronen Zvulun | EFE

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), sumergida en una grave crisis financiera, ha aceptado el dinero que se negaba a recibir desde hace ocho meses de Israel y que este le entregaba como parte de los fondos recaudados en su nombre.

Según concretó hoy a Efe una fuente del Gobierno israelí, se han enviado alrededor de 430 millones de dólares a las instituciones palestinas tras varias reuniones bilaterales esos últimos días, una cantidad que corresponde a los fondos de aduanas y fronteras que Israel recauda mensualmente para la ANP, envuelta en una complicada situación económica desde que rechazó recibirlos el pasado febrero.

Su liderazgo tomó esta decisión en protesta por la implementación de la ley israelí que retiene una parte proporcional de este importe, al argumentar que los palestinos destinan parte del dinero para pagar a sus presos en las cárceles israelíes, algunos de ellos con delitos de sangre y considerados "terroristas".

En su transferencia, Israel continúa aplicando esta deducción, detalló la misma fuente gubernamental, lo que sigue siendo un punto de desencuentro con los palestinos, que insisten en seguir pagando a sus prisioneros encarcelados pese a la presión israelí.

El jefe de la Autoridad General de Asuntos Civiles de la ANP, Husein al Sheij, se reunió el pasado jueves con el titular de Finanzas israelí, Moshe Kahlón.

Acordaron que hoy comenzarían las reuniones de los comités técnicos palestino-israelíes para "cambiar los mecanismos del pago de fondos" y proceder a su envío, informó la agencia oficial de noticias Wafa.

Se espera que la inyección del dinero dé un poco de oxigeno a las instituciones palestinas, que según alertó este septiembre el Banco Mundial, tienen un déficit de unos 1.800 millones de dólares.

Esta restricción de liquidez ha hecho que tuvieran que hacer drásticos recortes y ha afectado a sus capacidades para pagar a funcionarios y proporcionar servicios públicos.