Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Mundo

UE pide a Cuba juicio justo a Ferrer y liberar a presos por ejercer derechos

El jefe de la diplomacia comunitaria indicó que "la información disponible sobre este caso sugiere que Ferrer es enjuiciado por la expresión pacífica de sus puntos de vista"

En la imagen, el opositor cubano José Daniel Ferrer.
En la imagen, el opositor cubano José Daniel Ferrer.Alejandro Ernesto | EFE

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, pidió este jueves a Cuba un juicio justo para el opositor cubano José Daniel Ferrer, e instó a liberar a las personas detenidas por "ejercer derechos fundamentales".

"El derecho de Ferrer a un juicio justo debe ser estrictamente respetado durante el proceso", enfatizó una portavoz de Borrell en un comunicado, tras comenzar este miércoles a puerta cerrada en la ciudad de Santiago de Cuba el juicio al opositor por supuestamente atacar a otro hombre.

"José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) fue arrestado el 1 de octubre de 2019 en Santiago de Cuba y mantenido en confinamiento solitario desde entonces", recordó Borrell.

El jefe de la diplomacia comunitaria indicó que "la información disponible sobre este caso sugiere que Ferrer es enjuiciado por la expresión pacífica de sus puntos de vista".

Además, afirmó que "sus derechos constitucionales al debido proceso no se tuvieron en cuenta en el periodo previo al juicio".

Borrell aseguró que la Delegación de la Unión Europea en Cuba ha solicitado acceso al juicio, una petición que, "a día de hoy, no ha sido concedida".

"Seguiremos de cerca este juicio", apuntó el político español.

En este contexto, indicó que esperan que La Habana "revise de manera urgente todos los casos de encarcelamiento relacionados con el ejercicio de derechos fundamentales" y que "libere a todos los concernidos, en línea con los compromisos internacionales de Cuba".

Ferrer es uno de los opositores cubanos más conocidos fuera de su país, ya que formó parte del "grupo de los 75" condenados en el año 2003 y liberados entre 2010 y 2011 con una licencia extrapenal tras un diálogo en el que mediaron la Iglesia Católica y el Gobierno español.

Fue además uno de los doce disidentes que decidió permanecer en Cuba tras su excarcelación, mientras que el resto viajó a España y otros países.