Temas Especiales

27 de May de 2020

Mundo

Irak, Líbano y Siria relajan restricciones antes del comienzo mes de Ramadán

El levantamiento del toque de queda excluye los viernes, día sagrado de los musulmanes, y los sábados, cuando no se podrá circular durante todo el día

Piden cese al fuego en Siria durante el ramadán
El mes sagrado de los musulmanes .

Irak, el Líbano y Siria van a reducir las horas del toque de queda impuesto en los tres países para evitar la propagación del coronavirus, a falta de unos días para que de comienzo el mes sagrado musulmán de Ramadán, previsto para finales de esta semana.

El Alto Comité para la Salud y Seguridad Nacional del Gobierno de Irak anunció que el toque de queda de 24 horas estará en vigor sólo entre las 19:00 y las 06:00 horas local, desde el 21 de abril hasta el 22 de mayo, coincidiendo prácticamente con el mes del ayuno.

El organismo, presidido por el primer ministro en funciones Adel Abdelmahdi, aprobó la medida después de que el Ministerio de Salud recomendara hoy levantar algunas restricciones durante el Ramadán, cuando los musulmanes deben ayunar desde que sale el sol hasta que se pone y en las horas nocturnas celebran copiosos banquetes en grandes grupos.

Sin embargo, el levantamiento del toque de queda excluye los viernes, día sagrado de los musulmanes, y los sábados, cuando no se podrá circular durante todo el día, como viene sucediendo desde hace un mes en Irak.

Asimismo, se mantendrá la prohibición de las reuniones de más de tres personas, los restaurantes tendrán que limitarse a ofrecer servicio a domicilio, en los medios de transporte público sólo podrán viajar cuatro personas por vehículo y todos los ciudadanos deberán llevar mascarilla cuando salgan a la calle.

Hasta el momento, Irak ha registrado 1.482 contagios y 81 muertes por la COVID-19 y el rígido toque de queda no ha sido respetado en gran medida por los ciudadanos.

Por su parte, el Ministerio de Interior del Líbano anunció este domingo que el toque de queda empezará a las 20:00, en lugar que a las 19:00, y se prolongará hasta las 5:00.

La decisión llega después de varios días en los que el número de contagios se ha estabilizado y no se han registrado muertes por la COVID-19, que ha dejado 21 víctimas mortales y 672 infectados en el país de los cedros.

De la misma forma, el Gobierno de Siria también ha reducido en una hora y media la prohibición de circular a partir de hoy, mientras que ha autorizado a algunos negocios como peluquerías a reabrir sus puertas en el país lastrado por nueve años de guerra en el que se han registrado 38 casos y 2 muertes.

El Ramadán es un mes de gran importancia para los musulmanes y el ayuno se considera uno de los cinco pilares con los que los fieles deben cumplir.

A pesar de que pueden abstenerse de ayunar las mujeres embarazadas o con la menstruación, los enfermos y los viajeros, en esta ocasión las autoridades religiosas han señalado que la pandemia no impide cumplir con el ayuno diurno de forma generalizada.