Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Mundo

Las mezquitas de Singapur retoman los rezos con estrictas medidas sanitarias

Las personas deberán reservar sus plazas en los rezos a través de una aplicación online y sólo tendrán un cupo cada tres semanas

Mezquita de Singapur
La apertura de llos rezos colectivos  coincide con el paso a la fase 2 de la desescalada emprendida en SingapurEFE

Singapur comenzó a reabrir sus mezquitas este viernes a los rezos colectivos con estrictas restricciones como el aforo limitado a un máximo de 50 personas por templo y un sistema de reservas online, tras varios meses sin ceremonias públicas por la pandemia.

Los casi 460,000 musulmanes de la ciudad-estado, en torno al 14 por ciento de una población total de 5,6 millones, han de reservar sus plazas en los rezos a través de una aplicación online abierta por la autoridad islámica oficial singapurense y sólo podrán realizar una reserva cada tres semanas, debido a las reglas de distanciamiento social impuestas en las mezquitas.

Las medidas del Consejo Islámico incluyen, además del aforo limitado a 50 personas, controles de temperatura en las entradas o la obligatoriedad de llevar mascarillas para los fieles, que deberán realizar sus abluciones previas al rezo en sus hogares y llevar sus propias alfombrillas para minimizar el riesgo de contagio.

Los congregantes, a los que se ha instado a regresar a sus casas inmediatamente después del rezo, deben ocupar lugares designados previamente, y separados un metro los unos de los otros, y el imán que dirige el rezo debe situarse a no menos de dos metros de la primera fila de fieles.

"Solicitamos la cooperación y comprensión de todos los congregantes para asegurar que los rezos colectivos se realicen de forma fluida y ordenada para todo el mundo," señalaba el Consejo Islámico en su comunicado.

Además, la autoridad religiosa desaconseja que reserven una plaza para los rezos a las personas mayores de sesenta años, y menores de 12, así como a aquellas que padezcan enfermedades respiratorias.

La apertura de las mezquitas a los rezos colectivos del viernes coincide con el paso a la "fase 2" de la desescalada emprendida en Singapur para levantar gradualmente sus estrictas medidas de confinamiento contra la covid-19, mientras que en la fase anterior las mezquitas estaban abiertas a creyentes individuales durante un número de horas limitado, pero sin rezos.

Singapur fue uno de los primeros países en detectar el nuevo coronavirus fuera de China, epicentro de la pandemia, y hasta el momento ha detectado 42,955 casos, con un total de 26 fallecidos.