Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Mundo

El rey saudí se estrena en la Asamblea General de la ONU cargando contra Irán

La última vez que un rey saudí pronunció un discurso en la Asamblea de la ONU fue en 1957, con el entonces jefe de Estado Saud Ibn Abdulaziz al Saud 

Salman Bin Abdulaziz al Saud
El rey de Arabia Saudí, Salman Bin Abdulaziz al Saud.EFE

El rey de Arabia Saudí, Salman Bin Abdulaziz al Saud, se estrenó este miércoles en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con un discurso pregrabado en el que cargó contra Irán y expresó su apoyo al plan de paz de Estados Unidos para Oriente Medio.

"Es necesaria una solución global y una posición internacional firme ante el intento del régimen iraní de hacerse con armas de destrucción masiva, desarrollar un programa de misiles balísticos o interferir en los asuntos internos de otros países, así como de patrocinar el terrorismo", dijo el custodio de la Meca y Medina, que fue designado monarca en enero de 2015.

El formato de la Asamblea General de la ONU de este año, en el que los líderes han enviado sus intervenciones en vídeo ha favorecido la participación de jefes de Estado como el saudí que no se dirigían al hemiciclo desde hacía años o décadas.

La última vez que un rey saudí pronunció un discurso en la Asamblea de la ONU fue en 1957, cuando tomó la palabra (en persona) el entonces jefe de Estado Saud Ibn Abdulaziz al Saud.

Según el monarca de Arabia Saudí, uno de los países que junto a Israel más vehementemente se opuso al acuerdo nuclear con Irán en 2015, "dimos la bienvenida a los esfuerzos internacionales que abordaban el programar nuclear iraní, pero una vez más, el mundo entero fue testigo de cómo el régimen iraní abusó de esos esfuerzos para alimentar sus actividades expansionistas, crear sus redes terroristas y usar el terrorismo".

Asimismo, volvió a acusar a Teherán de apoyar al grupo rebelde de los hutíes en la guerra civil del Yemen, e insistió en que Irán "apoyó el golpe de estado" contra el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Por otra parte, el monarca insistió en su apoyo al plan estadounidense para Oriente Medio, en el que se enmarcan la reciente formalización de las relaciones entre Israel, por un lado y Baréin y Emiratos Árabes Unidos, por el otro, y que ha sido rechazada y muy criticada por los palestinos.

"Apoyamos los esfuerzos de la actual Administración de Estados Unidos para lograr la paz en Oriente Medio llevando a palestinos e israelíes a la mesa de negociación para alcanzar un acuerdo justo y comprehensivo", dijo el rey saudí, que evitó mencionar directamente los acuerdos alcanzados por sus vecinos.