Temas Especiales

11 de May de 2021

Mundo

España sacrifica relación con Marruecos a dar asilo “al violador” Brahim Ghali

Washington oficializó la decisión de la administración Biden de mantener el reconocimiento de la soberanía de Marruecos en el Sahara

Sr. Brahim Ghali, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)
Jefe del Polisario hospitalizado en España con falsa identidad de ArgeliaMinisterio de Relaciones Exteriores de Cuba

Marruecos ha aumentado la presión sobre España acusando al gobierno de Madrid de cerrar los ojos antes las “atrocidades” de Brahim Ghali que “es un violador que toleró la esclavitud, la tortura, los crímenes de guerra, los niños soldados y el genocidio, y España lo sabe antes que nadie”.  

“¿Desea España sacrificar su relación con Marruecos por esa persona?”, se preguntó este fin de semana el ministro de Exteriores de Marruecos, Naser Burita, en una entrevista en Rabat con la agencia de noticias Efe.    

Ghali de 73 años es el jefe del movimiento separatista Frente Polisario. Se encontraba hospitalizado en los campamentos de refugiados de Tinduf, en territorio de Argelia, y luego de tratamientos en Argel, fue trasladado en negociaciones secretas el 21 de abril a España. Los separatistas financiados por Argelia, pretenden arrebatarle a Marruecos el territorio del Sahara marroquí.      

Las declaraciones se produjeron solo horas después de una conversación telefónica entre Burita y el secretario de Estado Tony Blinken en la que éste último trasmitió la decisión de la administración Biden de “mantener la postura de su antecesor” respecto al reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara.    

“Administración Biden seguirá reconociendo el Sahara como marroquí”, tituló este domingo el diario ABC. Blinken transmitió el mensaje de que “la administración Biden no revertirá la decisión de la administración Trump”, según dijeron al influyente diario digital estadunidense Axios dos fuentes del Departamento de Estado, citado por el diario madrileño.    

Con la decisión de Biden ’”Marruecos aumenta su peso en Washington”, opinó ABC, “se trata además de un gesto que refuerza el vínculo que Rabat mantiene con Washington desde hace décadas, como un aliado relevante en la lucha contra el terrorismo internacional”.    

Mientras tanto, Rabat todavía espera de Madrid “una respuesta satisfactoria y convincente” sobre el caso Ghali.   

“¿Por qué las autoridades españolas consideraron que no había que informar a Marruecos (de la llegada de Ghali a España)?, ¿por qué prefirieron coordinar con los adversarios de Marruecos (en alusión a Argelia)?, ¿es normal que nos hayamos enterado por la prensa?”, recalcó Burita.  

El canciller marroquí consideró que el episodio demuestra que no son fiables las relaciones con Madrid. Por el contrario, dijo que el trato dado por Marruecos a España en el caso de los líderes independentistas catalanes, es un ejemplo de cómo deberían ser las relaciones entre los dos países.   

“Cuando España se enfrentaba al separatismo (catalán), Marruecos fue muy claro, y al más alto nivel: rechazando todo contacto e interacción con ellos e informando a nuestros socios (españoles). Cuando (los catalanes) nos pedían que los recibiéramos en el ministerio, exigíamos que alguien de la Embajada de España estuviera presente”, reveló.   

“Con los socios, no se maniobra por la espalda para una cuestión como el Sahara que es fundamental para Marruecos”, subrayó.  

Burita abordó, al mismo tiempo, las denuncias presentadas contra Ghali por la Asociación Saharaui de Defensa de Derechos Humanos y por la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo. “¿Dónde está la justicia española en todo esto?, ¿ningún juez ha creído necesario actuar ante estas demandas?”, se preguntó.    

El ingreso de Ghali a España fue negociado por Argelia y fue registrado con el nombre de Mohamed Benbatouch, como aparece en su falso pasaporte diplomático argelino, para evitar problemas con la justicia española, que le acusa de crímenes de lesa humanidad. Es señalado como parte de la milicia del Polisario responsable de la muerte de 300 ciudadanos españoles.           

Después de que el gobierno español reconoció la presencia de Ghali en su territorio, la Audiencia Nacional todavía no se pronunciado pese a haber sido imputado en el 2016 por delitos de genocidio.       

De acuerdo al canciller marroquí la relación con España se creó en un marco político, económico, comercial, de seguridad, humano y policial, en el que entra la cuestión migratoria.    

Lo que es inaceptable para Rabat es que España quiera establecer una relación a la carta para abordar a conveniencia de Madrid temas como la migración y el terrorismo.   

Pero “cuando se trata de maquinar con Argelia y el Polisario, Marruecos sale de la pantalla del radar de España”.    

Acusan a Ghali: “El violador eres tú”  

El caso de Jadiyetu Mohamud, es desgarrador. Lleva nueve años señalando a Ghali en diversos foros de organismos internacionales como un violador.     

”Cuando tuve que pedir un visado para salir de vuelta a Europa, me violó”, reveló a La Razón, la joven que nació hace 31 años en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, controlados por el ejército argelino.   

Por un trámite consular para viajar a España, la joven tuvo que acudir en el 2009 al consulado donde Ghali, entonces representante del Polisario en Argelia y su actual líder, le dio una cita a las 7:00 de la tarde.    

Desde los seis años, Yadiyetu formó parte del proyecto conocido como “Vacaciones en Paz”, mediante el cual centenares de niños saharauis eran acogidos cada verano principalmente en comunidades del sur de España.  

Transcurrieron así muchos veranos en los que Jadiyetu fue a España y regresó. Al crecer comenzó a ayudar como traductora en festivales y campañas de organizaciones de solidaridad.   

“Solo tenía 18 años, yo era virgen.  Brahim Ghali me violó. Es lo peor que le puede pasar a una persona, a una mujer, y más en mi sociedad, que es muy conservadora”, dijo Jadiyetu al diario español.   

Cuando Yadiyetu le contó a su mamá lo ocurrido, ella pidió que no lo denunciara, “que no se metiera en líos y más, en problemas que la deshonrasen”.   

Pero cuatro años después en un nuevo viaje a España, decidió acudir a la justicia. Encontró a un abogado y presentó una querella criminal ante la Audiencia Nacional. En el 2018, la justicia española desestimó la querella por tratarse de una refugiada apátrida y de un hecho ocurrido en Argelia por un jefe del Polisario.    

Pero Yadiyetu, que actualmente reside en Sevilla, no pierde la esperanza de que su caso prospere ante la justicia española porque existen precedentes para las víctimas de violaciones. Ha contratado a una nueva abogada para presentar otra querella criminal contra Ghali.    

“Mientras viva, voy a vivir por mi causa. Yo vivo el día a día con la idea de que algún día se me va a hacer Justicia. No voy a parar”, aseguró.    

La internación de Ghali la semana pasada en un hospital público del norte de España, ha dado actualidad a la causa de Yadiyetu. 

“No puedo entender cómo este hombre puede entrar en España impunemente”, planteó Yadiyetu. “Es un criminal”.   

En opinión de la joven saharaui sería un buen momento para que las autoridades españolas “lo detuvieran o que al menos no le permitieran salir del país a la espera de sus causas pendientes con la justicia, pues no soy la única persona que lo ha denunciado en España”, comentó a La Razón.