29 de Nov de 2021

Mundo

China dice que castigará y vetará a los 'secesionistas taiwaneses acérrimos'

China reclama la soberanía sobre la isla, que se gobierna de manera autónoma desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) se replegaran allí en 1949

Banderas de Taiwan ondeaban a ambos lados de un puente en Taipei, con motivo del Día Nacional, el pasado 6 de octubre.
Banderas de Taiwan ondeaban a ambos lados de un puente en Taipei, con motivo del Día Nacional, el pasado 6 de octubre.EFE

China afirmó hoy que "castigará" a "los secesionistas taiwaneses acérrimos", a quienes vetará también su ingreso en China continental, Hong Kong y Macao.

"Les castigaremos de acuerdo con la ley y les prohibiremos entrar o hacer negocios aquí", dijo en un comunicado la portavoz Zhu Fenglian de la Oficina china para los Asuntos de Taiwán, recoge la agencia estatal Xinhua.

Zhu citó entre quienes Pekín ve como "independentistas acérrimos" al primer ministro taiwanés Su Tseng-chang, al presidente del Legislativo, You Si-kun y al Ministerio de Exteriores, Joseph Wu.

Según Zhu, estas personas "han incitando vigorosamente la confrontación a través del Estrecho y atacado maliciosamente a la parte continental de China".

"Quienes traicionen a la madre patria están destinados a un mal final", dijo Zhu, que acusó también a los "secesionistas" de "confabularse con fuerzas extranjeras para dividir el país".

Las declaraciones se producen tras la visita a Taiwán de un grupo de eurodiputados, quienes afirmaron hoy que el Parlamento Europeo debe "aumentar los intercambios" con la isla.

Este viaje no ha sentado bien en China, que ha advertido de que podría "dañar las relaciones" entre Bruselas y Pekín.

Además, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, confirmó recientemente que Estados Unidos cuenta con presencia militar en la isla "para entrenar a las tropas taiwanesas", algo que China describió como una "provocación".

China reclama la soberanía sobre la isla, que se gobierna de manera autónoma desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) se replegaran allí en 1949 tras perder la guerra civil contra los comunistas y continuaran con el régimen de la República de China, que culminó con la transición a la democracia en los 90.

Desde entonces, han tomado fuerza las voces que reclaman declarar la independencia de Taiwán como estado soberano.

Según afirmó recientemente el presidente chino, Xi Jinping, los isleños que defienden estas ideas "son un grave peligro" y "el mayor obstáculo para la reunificación".

Por su parte, Tsai ha afirmado que "nadie puede obligar a Taiwán a tomar el camino que China elija" para la isla, y que "Pekín no ofrece ni un estilo de vida libre y democrático para Taiwán ni soberanía para sus 23 millones de habitantes".