Conflicto entre indígenas habría sido originado por intoxicación

Actualizado
  • 12/04/2013 21:52
Creado
  • 12/04/2013 21:52
El fiscal de Ecuador, Galo Chiriboga, dijo este viernes que una presunta ingesta de alimentos arrojados por vía aérea sobre un paraje de...

El fiscal de Ecuador, Galo Chiriboga, dijo este viernes que una presunta ingesta de alimentos arrojados por vía aérea sobre un paraje de la Amazonia habría provocado algunas muertes entre indígenas en aislamiento voluntario, y derivado en un conflicto con otra etnia, que dejó unos 30 fallecidos según líderes nativos.

El funcionario expresó a la prensa que esa versión fue proporcionada por dos niñas de la comunidad taromenane, de cinco y ocho años, quienes se encuentran en poder de aborígenes waorani que supuestamente atacaron a su pueblo el 29 de marzo pasado.

"Las niñas mencionan que al parecer una de las razones del problema es que, de una avioneta o de un helicóptero, se botó comida a esa región (donde habitan los taromenane) que fue ingerida por los ancianos de la comunidad y generó la muerte de algunos de ellos", explicó Chiriboga.

El 5 de marzo, en un caserío de la provincia de Orellana (este), un jefe waorani y su mujer murieron lanceados presuntamente por miembros de la comunidad taromenane, uno de los dos pueblos no contactados que habitan en la Amazonia ecuatoriana y cuya población sumaría unas 200 personas.

En represalia, los waorani (con 2.300 habitantes) habrían atacado a los taromenane en un episodio que habría dejado 30 fallecidos, según el presidente de la Nacionalidad Waorani (NAWE), Cawetipe Yeti, y del que las autoridades no han encontrado indicios.

Asimismo, los agresores sostienen que las dos niñas taromenane en su poder fueron capturadas durante el supuesto hecho.

Las menores han sido vacunadas por las autoridades para evitar que contraigan enfermedades de la civilización.

El fiscal enfatizó que aún "no hay constancia" de esa supuesta matanza tras cuatro excursiones emprendidas por el gobierno desde el 5 de abril y añadió que "la investigación continúa" y espera contar con la colaboración del pueblo waorani.

El jueves, el gobierno presentó una denuncia ante la Fiscalía general para que indague sobre la presunta matanza de taromenane.

Una semana atrás, el presidente ecuatoriano Rafael Correa descartó que el conflicto -que se originó hace varias décadas- esté relacionado con las actividades petroleras en la Amazonia, que de acuerdo con indigenistas reducen el espacio para la supervivencia de los nativos.

"Nada tienen que ver las petroleras allí, es un problema entre clanes", sostuvo, y remarcó que en el área hay presencia del Estado a través del Ejército, la Policía y la Fiscalía, que investigan el caso.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus