Temas Especiales

28 de Ene de 2022

Nacional

Panamá queda mal en pruebas de Educación

Según el estudio, los alumnos tuvieron mediciones deficientes en materias esenciales como matemáticas, español y ciencias, en las cuales...

Según el estudio, los alumnos tuvieron mediciones deficientes en materias esenciales como matemáticas, español y ciencias, en las cuales obtuvieron un promedio inferior a 60 puntos, de un máximo de 100, mientras la mayoría de los países de la región se encuentra por encima del promedio

Al respecto, Gregorio Urriola, Director de Educación Superior en el país subrayó en una nota publicada por la agencia EFE que “es una situación grave que debe llamarnos a la reflexión. Panamá es uno de los países que "más invierte en educación". La inversión de este año es 631.5 millones de dólares, la más alta de la historia.

La investigación del organismo internacional concuerda con un estudio de la Universidad de Panamá que muestra que un gran número de estudiantes, tanto de las escuelas públicas como de las privadas, no alcanzan los porcentajes mínimos en las materias básicas.

Esta situación ha llevado a la Universidad a disminuir el puntaje que se requiere para ingresar a la institución.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA BAJA CALIDAD?

Por intentar mejorar la baja calidad de la educación los padres de familia pagan altas mensualidades en los centros privados. Sin embargo, los controles del ministerio a la calidad de la educación son mínimos.

Según Máxima Núñez, Sub-directora de Educación Particular a nivel nacional del MEDUCA, muchas escuelas particulares abren sin notificarle al Ministerio. “Actualmente hay 186 escuelas por legalizar”

Sobre el tema, el Ministro de Educación, Salvador Rodríguez, advirtió que los padres que inscriben a sus hijos en estas escuelas corren un riesgo muy alto porque las calificaciones no son válidas para el MEDUCA.

El mayor problema es que la supervisión de las escuelas privadas sólo se da durante el proceso de legalización. Después cada una opera a su ritmo. Rodríguez dice que el Ministerio vigila aspectos como: si los estudiantes cumplen con el horario y las escuelas siguen el programa oficial.

Sin embargo, sólo al final del año se conoce la información sobre los resultados de los alumnos. Es decir, no existe una supervisión permanente sobre la calidad de la educación que imponen los maestros, ni indicadores para medirla.

Al respecto, José Gabriel Cajar, Director de Educación Particular de Panamá Centro aduce que se inspeccionan los centros escolares por lo menos una vez al año. “Es que “los recursos son limitados, la falta de transporte y de los viáticos” restringen la labor.

Con estos inconvenientes, para las autoridades del MEDUCA la calidad es difícil de supervisar, A esto añadió, que al ocupar su cargo el ministerio carecía de un sistema computarizado.