Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

Avanzan trabajos del hospita El Vigía

Carlos Espino, director institucional de la Caja de Seguro Social (CSS) en Herrera, dijo que los trabajos han progresado en un 35%, y qu...

Carlos Espino, director institucional de la Caja de Seguro Social (CSS) en Herrera, dijo que los trabajos han progresado en un 35%, y que se sigue las normas que establece la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“La obra está sujeta a rigurosos controles de calidad”, dijo Espino. Agregó que se quieren tener un hospital que satisfaga las necesidades de la comunidad, dijo el galeno.

Espino indicó que la empresa Nova S.A., está trabajando tres turnos diarios y que los arquitectos de la (CSS) Caja de Seguro se mantienen supervisando que la construcción se ajuste a las especificaciones de los planos y aseguró que las nuevas estructuras le darán al nosocomio el rango de hospital, ya que las actuales fueron concebidas como una clínica.

El nuevo hospital que contará con 150 camas, requirió de una inversión de 35 millones de dólares. También facilitarà servicios de urgencias, laboratorios, farmacia, sección de radiología, centro quirúrgico, cuidados intensivos, central de esterilización, consulta pre y post operatoria, dormitorios médicos, edificio de mantenimiento, cocina, lavandería y una morgue.

El galeno señaló que se comprará un equipo de tomografía axial computarizada que facilitará la atención y evitará el traslado de pacientes hacia Aguadulce o la compra de servicios médicos externos de esta naturaleza en hospitales privados.

El hospital El Vigía de Chitré, empezó a funcionar en el año de 1962 como nosocomio privado.

En esa época tenía capacidad para albergar 60 pacientes solamente y era considerado uno de los mejores a nievl nacional.

En 1975 el hospital fue vendido a la Caja de Seguro Social por sus gestores, Gustavo Nelson Collado y Víctor Manuel Calderón.

Hoy día el hospital se ha quedado chico, la estrechez es asfixiante; y la suciedad, evidente. El cielo raso está negro y lleno de moho.

Los usuarios aceptan que la atención es buena y que el orden y la limpieza hacen que parezca una clínica privada, pero el hacinamiento es visible y ha llegado niveles es caóticos por la falta de espacio, señalaron algunos pacientes que se encontraban en el hospital. A pesar de ello, abrigan una gran esperanza que dentro de pocos meses todos esos percances se puedan solucionar con la llega de las nuevas estructutas.