Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Nacional

Informe del IMEL no convence

PANAMÁ. Los familiares de los fallecidos por los jarabes con dietilenglicol continuarán luchando hasta que se le haga justicia, por est...

PANAMÁ. Los familiares de los fallecidos por los jarabes con dietilenglicol continuarán luchando hasta que se le haga justicia, por esta tragedia que afectó a centenares de pacientes de la Caja de Seguro Social (CSS).

El presidente del Comité al Derecho a la Vida, Gabriel Pascual anunció una serie de protestas en las calles, para exigirle a las autoridades que castiguen a los culpables del envenenamiento de pacientes.

Una de las principales activistas de este movimiento, la educadora indígena, Victoria So de Jiménez denunció que no está de acuerdo con el resultado de las investigaciones efectuadas por el Ministerio Público.

Dicho informe fue elaborado en febrero pasado, por el director del Instituto de Medicina Legal (IMEL) José Vicente Pachar.

La última investigación del IMEL indicaba que existían 115 pacientes fallecidos por los jarabes con dietilenglicol, 60 sobrevivientes, 66 no concluyentes, 62 con información insuficientes y 460 negativos, pero las cifras fueron aumentando con el transcurso del tiempo.

La tristeza de Victoria radica en que su hermana Violeta So de Preciado y su esposo Aníbal Preciado no están incluidos en la lista de los pacientes envenenados por estos medicamentos.

Ambos esposos, al parecer ingirieron los medicamentos en la Comarca Kuna Yala, pero el doctor Pachar negó que estas personas murieron por ingerir los jarabes contaminados con la sustancia tóxica dietilenglicol.