Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Nacional

Un mal momento para Torrijos

PANAMÁ. El acto recién había acabado en el Salón Amarillo del Palacio de Las Garzas. Eran las 11:00 a. m. El presidente Martín Torrij...

PANAMÁ. El acto recién había acabado en el Salón Amarillo del Palacio de Las Garzas. Eran las 11:00 a. m. El presidente Martín Torrijos, satisfecho con el nuevo informe sobre la disminución de la pobreza en Panamá, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se aprestaba para retirarse, después de referirse a ese logro.

Cuando Torrijos comenzó a hablar, Angélica Maytín Justiniani, la presidenta ejecutiva de Transparencia Internacional, capítulo de Panamá, se levantó de su puesto.

Justo cuando Torrijos terminó sus palabras y se dio por concluido el acto, Maytín Justiniani lo abordó y le entregó un documento de la Red Democracia Ciudadana (que también coordina) en la que se exige la destitución del ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Delgado Diamante.

Las miradas de los presentes se voltearon hacia ellos y Maytín Justiniani le espetó al Presidente, aunque de forma muy serena: ¿porqué mantiene como ministro a Daniel Delgado Diamante, quien fue señalado de asesinar a un subalterno por no ejecutar una orden?

Maytín Justiniani se refería a la acusación de Jean Black, la viuda del cabo Andrés García, quien reveló a La Prensa que el hoy ministro asesinó en su propia casa a su esposo el 8 de febrero de 1970, cuando fungía como responsable del cuartel de Panamá Viejo.

La intervención de Maytín Justiniani acaparó la atención... Los medios de comunicación corrieron a soltar sus despachos sobre el incidente. Torrijos, visiblemente nervioso, solo llegó a responder que hay que esperar que se hagan las investigaciones para tomar una decisión. Inmediatamente abandonó el lugar.

Su primer vicepresidente Samuel Lewis Navarro fue más veloz. Dio la espalda y se retiró visiblemente enojado sin mediar palabras. Rubén Arosemena, el segundo vicepresidente, se acercó a Maytín Justiniani y le dijo que solo llegaba a hacer show. Mauro Zúñiga, quien acompañó a Maytín Justiniani a la Presidencia lo paró en seco: “le estás faltando el respeto a la licenciada Maytín...”

Los invitados, medios de comunicación, los ministros del MIDA, MIDES, MEF, el presidente de la Asamblea, el asesor de la ANAM, el magistrado de la Corte Suprema de Justicia Oydén Ortega, el economista y ex presidente de la República, Nicolás Ardito Barletta y el propio representante de la CEPAL, Luis Beccaria, entre otros, no salían del asombro.

Zúñiga, dirigente de la Red Democracia Ciudadana, remató la exigencia de Maytín y en tono enérgico dijo: “perjudica al país que se mantenga a individuos de esta calaña en un puesto tan importante”.

La conferencia de prensa culminó. Un sinsabor quedó en el ambiente de los altos mandos del Gobierno. Y es que, lo que se había planeado con bombos y platillos sobre la reducción de la pobreza en el país, terminó en un mal momento para el presidente de la República, Martín Torrijos Espino.