Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

Figura legal podría liberar a Murcia

PANAMÁ. El nombre de David Murcia Guzmán o el Grupo DMG provoca amnesia y mudismo a la mayoría de las personas o instituciones que en a...

PANAMÁ. El nombre de David Murcia Guzmán o el Grupo DMG provoca amnesia y mudismo a la mayoría de las personas o instituciones que en algún momento han tenido contacto o conocimiento de las operaciones y transacciones comerciales de esta empresa.

Tanto es así, que en Panamá algunas personas bajo la reserva de la identidad aceptaron hablar de este escándalo colombiano-panameño que ha tomado otro giro.

Ayer se pudo conocer, según lo reportó la revista Semana, de que el fiscal general colombiano Mario Iguarán, dijo que estudia la posibilidad de proponer libertad condicional para Murcia Guzmán, a cambio de que colabore con la justicia y devuelva el dinero que recibió de los clientes de DMG.

Este anuncio causó controversia en Colombia. El ex fiscal Alfonso Gómez Méndez está en desacuerdo, porque “esta figura jurídica se creó con el fin de que en las organizaciones criminales, los mandos bajos entreguen información de los altos mandos, a cambio de rebaja de penas. Aunque se desconoce quiénes estarían detrás del supuesto lavado de activos de DMG, Murcia figura como la cabeza máxima de este grupo”.

Otro que se opuso, según Semana, fue el procurador general Edgardo Maya, tras considerar que los delitos por los que ya se inició la investigación contra Murcia no posibilitan que se aplique el principio de oportunidad.

Mientras tanto en Panamá, luego de una intensa búsqueda de cuáles bancos y cómo las empresas que administraba Murcia pudieron esquivar las estrictas regulaciones del sistema bancario, se confirmó que hay dos bancos panameños y una agencia de servicio de tarjeta de crédito, que fueron utilizados dentro de los mecanismos de la empresa.

Mauro, un cliente de una de las afiliales de DMG, quien defendió su experiencia con DMG, al asegurar que fue beneficiosa y no tuvo ninguna queja, explicó que cuando depositó un monto determinado, la empresa le devolvió la inversión con bonos y tarjeta de crédito.

Las ganancias le retornaban periódicamente y variaba desde 40 dólares que eran pagados en efectivos, hasta mil dólares.

CÓMO ENTRÓ DMG A LA BANCA

El cómo entro DMG al sistema bancario panameño se mantiene oculto. La Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), explicó que las transacciones bancarias se hicieron a través de sociedades anónimas y el nombre del ciudadano colombiano no figuraba en ninguna cuenta.

La SBP se abstuvo de brindar mayor información sobre las cuentas bancarias, cifras y otros detalles correspondientes a Murcia Guzmán, alegando que debe ser solicitada por las autoridades que llevan a cabo las investigaciones penales.

Sobre cómo evitar que se infiltre capitales de dudosa procedencia, la institución señaló que conforme a la ley bancaria y su normativa reglamentaria vigente, todo banco y demás sujetos supervisados por la Superintendencia, están obligados a establecer políticas y procedimientos de control interno, para prevenir que sus operaciones sean utilizados en forma indebida, para el delito de blanqueo de capitales.

Sobre este tema la Asociación Bancaria de Panamá (ASP) por medio de un correo electrónico respondió que no consideran que Murcia Guzmán y su empresa Grupo DMG haya penetrado al centro bancario, pero señaló que este organismo no tiene información sobre cuáles son los clientes de los bancos miembros.

Una nota de la agencia EFE, registró ayer que el fiscal Iguarán intensificó los trabajos de cooperación con sus colegas panameños para hacer las incautaciones de las propiedades de Murcia Guzmán.

La fiscalía panameña ordenó la semana pasada la confiscación de varios automóviles y un yate de nombre "Moppie", que estaba anclado en Amador, y otros artículos no identificados que estaban a nombre de sociedades anónimas vinculadas con la empresa DMG.

Murcia Guzmán fue detenido en Campana, distrito de Capira y deportado a Colombia. El Gobierno colombiano intervino hace dos semanas DMG y decretó la emergencia social por la quiebra de varias "pirámides en las que unos tres millones de personas habían depositado su dinero atraídos por exorbitantes ganancias”, dijo EFE.