Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

‘Quiero escuchar propuestas’

PANAMÁ. Roberto Díaz Herrera, actual embajador en el Perú y afín a la campaña de su partido (PRD), intenta describir un panorama en el ...

PANAMÁ. Roberto Díaz Herrera, actual embajador en el Perú y afín a la campaña de su partido (PRD), intenta describir un panorama en el que según su óptica, el electorado debe analizar otros factores y exigir a los candidatos mayores propuestas. “una realidad más allá del fenómeno mediático y político del 2009”, señala.

LE: Sabemos que respalda a Balbina, pero ¿cómo miraría al país con Martinelli presidente?

RDH: Vivimos una fiebre de publicidad y encuestas, no se analiza nada, no hay programas ni ideas. La guerra electoral es seducir votantes, punto. ¿No muestra esto un vacío conceptual grande?

LE: ¿Es decir usted cree que Martinelli no tiene la influencia que demuestran las encuestas?

RDH: No, lo que digo es que el peso político de Martinelli, y él lo sabe, no es por sus propuestas de gobierno, es por su propaganda millonaria hábil, exitosa en vender la idea, de que él es cambio, independiente, no tradicional. Gozó de altos privilegios en dos partidos, dio donaciones hasta a tres candidatos en un solo torneo, tan poco ético. Muchos le están creyendo que es diferente, aun yendo de la mano con viejos camaleones gastadísimos. ¿Qué es CD sin él? Nada. ¿Qué son Unión Patriótica y Molirena sin él? Nada. Todo es él, es peligrosísimo. Siendo todos perecederos, si Dios no quiera Martinelli muere de pronto, ¿alguien, uno solo, representa una identidad de tipo nacional?

LE: Ahora algunos señalan que Martinelli no controlaría la Asamblea, ¿Eso es bueno o malo?

RDH: Se encontraría con una avalancha de problemas que no se resuelven con creativos publicitarios. Crisis financiera y sus efectos sociales, necesidad de consensos, protestas. Sus lluvias de promesas le serían un boomerang , entre sus propios votantes. ¿De donde sacaría sus aumentos de sueldos, matrículas y libros gratis, aulas lujosas, doscientas mil computadoras? ¿Cómo cumpliría todo lo que està ofreciendo?

LE: ¿Cómo visualiza en ese escenario a la oposición?

RDH: El parlamento sería opositor mayoritario, con mayoría PRD y arnulfista. Las demandas sociales con policías y gases lacrimógenos le harían perder rápido su look populista fabricado en encuestadoras. Agréguele el pleito interno en su sancocho de alianza, por los cargos.

LE: Es decir que usted teme un cierre de la Asamblea al estilo de Correa, Chávez o Evo?

RDH: Bueno, todo es posible en teoría, solo que eso pasaría por descabezar los otros órganos del Estado, la Corte, el Tribunal Electoral; además los tres mencionados son de izquierda, apoyados por segmentos populares contra oligarquías o ricachos de sus países, ¿qué representaría Martinelli, siendo un empresario acaudalado, vinculado a los círculos mas millonarios de Panamá? ¿Contra quién se iría, cuando le pidan aumentos, rebajas de gasolina y luz, que sus supermercados abaraten todo? ¿Se atrevería a irse contra sus propios socios millonarios? Sus discursos contra los “partidos tradicionales” estarían agotados. ¿Usted ve a Suntracs dejando tranquilo a Martinelli, o sus propios seguidores pobres, encandilados hoy por sus propagandas, aceptando excusas? La gobernabilidad potencial, real, de Martinelli la veo oscura, contrario a lo que ven hoy los ricos que lo apoyan, las inversiones y turismo con gases y calles trancadas empezarían a tambalearse.