Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Nacional

Quieren las fincas de Noriega

PANAMÁ. Ante el deterioro en que se encuentran las 202 hectáreas de las fincas La Escondida y Los Recuerdos en Potrerillos Arriba, prop...

PANAMÁ. Ante el deterioro en que se encuentran las 202 hectáreas de las fincas La Escondida y Los Recuerdos en Potrerillos Arriba, propiedades del ex general Manuel Antonio Noriega, en una área boscosa rodeada de pinos de grandes dimensiones y que guardan un gran misterio, sólo queda la buena voluntad del gobierno de hacer buen uso de estas tierras que están en total abandono, pese a que ha anunciado su remate.

Autoridades como el representante, el alcalde de Dolega, moradoras, vecinos y organizaciones han elevado sus voces para solicitar al Gobierno Nacional traspase las fincas de Noriega a la comunidad en general para que las mismas sean patrimonio público, señaló Raquel Coba, moradora de Potrerillos Arriba.

Coba, dijo a La Estrella que se busca que estas fincas se les pueda dar un uso adecuado como área agroturística y ecoturística en donde se convierta en un centro de visita para panameños y extranjeros.

Los moradores de Potrerillos Arriba esperan que el presidente Martín Torrijos Espino, haga justicia antes de que termine su período presidencial cediendo a la comunidad estas tierras.

Las residencias de las fincas La Escondida y Los Recuerdos tienen un notable avance de deterioro debido a la falta de mantenimiento por parte de la autoridades que mantienen cauteladas las propiedades del ex dictador Manuel Antonio Noriega.

De acuerdo al doctor Rafael Rivera, estas fincas pueden utilizarse para desarrollar un complejo turístico, aprovechando la afluencia turística a nuestra provincia.

Estas tierras se encuentran cautelas desde el año 1990 por la DRP sin que hasta el momento se le haya dado un buen uso, aunque ahora el Gobierno Nacional ha anunciado un remate en más de 69 mil dólares las 202 hectáreas.

Cinco casas que están ubicadas en las fincas de Noriega, jefe en ese entonces de las Fuerzas de Defensa de Panamá durante el período de 1984 a 1989 se han convertido en madrigueras de murciélagos, elementos del mal vivir y de polillas.

La finca Los Recuerdos se le concedió a la Asociación de Orquideología, pero está abandonada, y La Escondida sirve como centro de rehabilitación para adictos.