26 de Feb de 2020

Nacional

Tienden una mano amiga a discapacitados

COCLÉ. Mobiliarios especiales hechos con PVC, maderas, polifones y plywood, son confeccionados por padres de familia y líderes comunita...

COCLÉ. Mobiliarios especiales hechos con PVC, maderas, polifones y plywood, son confeccionados por padres de familia y líderes comunitarios para apoyar a los discapacitados y darles una mejor comodidad a sus necesidades físicas.

El responsable de este programa es el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), que desarrolló el programa en el Centro de Prevención de Salud de Antón para 50 personas.

La profesora Serafina Gutiérrez, coordinadora nacional de rehabilitación basada en las necesidades de la comunidad, explicó que el proyecto se dio con presupuesto de la institución, dirigido a los padres de familia, líderes comunitarios y funcionarios que se han identificado con la población discapacitada. También están incluidas las áreas de extrema pobreza, niños con muchas dificultades para acceder a los recursos económicos, por lo que se les da una oportunidad.

Este programa busca asidero en otras regiones. El IPHE está trabajando en esta estrategia comunitaria junto a otras instituciones que se han identificado con esta población como ANAM, MINSA, MEDUCA, juntas comunales, alcaldías, Gobernación y los bomberos.

Pero para llegar a hacer realidad esta labor, los voluntarios se sometieron a una serie de temas teóricos, para adquirir conocimiento y luego llegar a la práctica. Ya se han observado los resultados, que de paso han resultado positivos.

Dentro de las respuestas positivas tenemos trabajos confeccionados, entre ellos muebles como camas con respaldares inclinados, con barandales, sillas con respaldo recto e inclinados, mesas de trabajo, también las paralelas, las tablas de bipedestación, cunas, asientos para apoyar a las personas con dificultades en las piernas, rampas para entrar a las casas, o, a lugares donde ellos tienen que acceder periódicamente.

También se confeccionan barras paralelas que se pueden adaptar a las casas o sitios donde los discapacitados tengan que asistir, que se utilizan como apoyo para desplazarse de un área a otra.

Otra variedad que elaboran con gran entusiasmo son las andaderas livianas, móviles y fácil de transportar, en muchos casos no necesitan ayuda de otras personas.