Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Nacional

Ya no hay donde más ponerlos

PANAMÁ. Una estadística nada edificante tiene a Panamá como el país del continente con la más alta tasa de sobrepoblación carcelaria.

PANAMÁ. Una estadística nada edificante tiene a Panamá como el país del continente con la más alta tasa de sobrepoblación carcelaria.

De acuerdo con un informe presentado ayer por el experto argentino Elías Carranza, en nuestro país hay 228 detenidos por cada 100 mil habitantes, “una tasa que sólo supera Estados Unidos”.

Carranza, del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la prevención del delito y el tratamiento del delincuente, presentó el informe ante el Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos, reunidos en Panamá, con el fin de evaluar la situación de derecho a la salud, etnias indígenas, torturas, tratos crueles y degradantes en las cárceles de América, con énfasis en la situación panameña.

El especialista internacional atribuye el problema a la poca efectividad en la aplicación de la política criminal del país, y a la falta de continuidad del proceso. Indicó que los lineamientos para darle un giro al sistema carcelario panameño deben ser parte de un compromiso de país, “más que del simple hecho de construir cárceles y meter allí a quienes transgreden la ley”.

Sobre el tema, el viceministro de Gobierno y Justicia, Jorge Ricardo Fábrega, indicó que el gobierno construirá dos nuevas cárceles y se trabajará en una política penitenciaria dirigida a una reestructuración integral del sistema.

Indicó que el proyecto está en su etapa preliminar, de estudio y adecuación.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Ricardo Vargas, enfatizó que la situación carcelaria es crítica, y se mostró preocupado por las revelaciones del informe.

“La sobrepoblación carcelaria deriva en problemas como el hacinamiento, la proliferación de enfermedades infectocontagiosas, peleas por espacios y pocas oportunidades de resocialización”, destacó Vargas.