Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Se agudiza problema del agua

COCLÉ. Cuatro de los 16 pozos antiguos que antes abastecían al poblado de Penonomé, se sumarán en la emergencia de las autoridades del ...

COCLÉ. Cuatro de los 16 pozos antiguos que antes abastecían al poblado de Penonomé, se sumarán en la emergencia de las autoridades del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales para reactivar la potabilizadora construida en el año 2005.

En las últimas semanas la potabilizadora de Penonomé ha mermado su capacidad de producir 6 millones de galones diarios de agua y ha dejado a Penonomé sin el líquido.

Los pozos que ya fueron rehabilitados con la instalación de materiales totalmente nuevos, incluyendo turbinas son los que están ubicados en la calle Héctor Conte Bermúdez, que brindará el servicio de agua a toda el área de la Avenida Central y el casco de Penonomé, el de Miraflores y dos en El Encanto, que abastecerán a unos 3 mil habitantes.

Peor en la última semana Penonomé se quedó sin agua por 38 horas debido a que las lluvias que cayeron en la cabecera del río Zaratí arrastraron sedimentos que tapó la toma de captación de agua y que fue identificado como la causa del desabastecimiento.

Los usuarios del Mercado Público de Penonomé también sufrieron por la escasez del líquido.

Adrián Buitrago, afectado en el área del mercado, dijo que el tanque de reserva los ayuda a tener agua sólo por unas horas al día, y hay que limpiar carnicerías, los pisos y las tinas. “Para hacer esa labor debemos traer agua en tanques desde el río Las Mendozas”, reiteró.

Darío Fernández, ex gobernador de Coclé, evaluó la situación de la potabilizadora como de emergencia. “Es preciso elevar el nivel de la toma de agua para que la planta no sufra los constantes daños que se han reflejado”, señaló.

Para Juan Enero Quirós, especialista en ingeniería y con residencia en las orillas del río Zaratí, el problema de la planta puede agravarse si no se le buscan correctivos efectivos.

Todo se puede agudizar porque es evidente el bajo nivel en el caudal de agua, debido a la deforestación y porque no se respeta la servidumbre de los ríos.

En el caso del río Zaratí a la altura de la comunidad de Sonadora la gran mayoría de las cuevas en donde se refugiaban animales silvestres están totalmente tapadas por la sedimentación, que se observa en las orillas de los ríos.

FALTA TÉCNICA

Rodrigo Barragán, jefe de laplanta potabilizadora admitió que hubo una falla técnica al momento de construir la toma de captación de agua cruda que succionan las bombas.

“El nivel de la captación quedó muy bajo y ahora los canales se llenan de sedimentos, lo que impide que las bombas funcionen”, advirtió. La deficiencia de la planta es en la toma de agua y no en el equipo, recalcó.

Para corregir la anomalía se realiza un trabajo temporal de limpieza en el canal de entrada del agua que es el que se tapa con arena, sólidos de arcilla y con basura vegetativa.

Para subsanar la deficiencia y erradicar el problema en la planta, Barragán informó que existe una reserva construida por un millón de dólares que se utilizará para hacer modificaciones como construir un desarenador fuera de las instalaciones y reemplazar las bombas por otras de mayor capacidad.

La interrogante que quedó entre los usuarios es que si ahora también se le cargará esa inversión millonaria en su facturación. Al respecto las autoridades no han respondido la inquietud.

REACTIVACIÓN

Elsy Hernández, jefa del IDAAN en Coclé dijo que la reactivación de los cuatro pozos antiguos tiene la finalidad de ayudar a la demanda de agua de la población penonomeña y de permitir la llegada del líquido en los lugares más altos. El trabajo cuenta con el apoyo de cuadrillas de Los Santos, Coclé y del Ministerio de Salud.