Temas Especiales

26 de May de 2020

Nacional

Habla la dueña de Catiland, S.A.

Catiland, S.A. ha estado en las noticias últimamente como blanco de una campaña armada por el director de Catastro del Ministerio de Eco...

Catiland, S.A. ha estado en las noticias últimamente como blanco de una campaña armada por el director de Catastro del Ministerio de Economía y Finanzas, Publio Cortés y el diputado oficialista, José Blandón Figueroa, contra supuestos “acaparadores” que, dicen ellos, quieren estafar al Estado.

Desde entonces, una docena de obras mayores le ha dado un renombre mundial. Maya Lin es, además, ambientalista prominente. Su sitio del Internet, “What Is Missing ” (Lo Que Falta), llama la atención pública a la pérdida de especias y hábitat provocada por actividad humana. Participará en la conferencia sobre el cambio de clima que las Naciones Unidas celebrará en Copenhague, Dinamarca, este mes. Junto a su esposo, Daniel Wolf, comerciante de arte de Nueva York, Maya Lin ha visitado Panamá en numerosas ocasiones. En 1994, compraron un terreno alrededor de Bahía Honda en la costa sureña de la provincia de Veraguas, a través de la sociedad Catiland. S.A. Maya Lin habló con La Estrella por teléfono desde Manaus, Brasil.

¿QUÉ IMAGEN TIENE DE PANAMÁ?

En mi primera visita estuve aprensiva. Recuerdo que llegábamos de noche, y lo que tuve en mente fue la dictadura. No sabía si me iba a sentir segura. Sin embargo, de una vez me enamoré. La gente es tan sencilla y amable, tan abierta a los demás. No me sentí de nada extranjera. Ahora, desafortunadamente, me siento aprensiva de nuevo.

¿A QUÉ SE DEBE?

Personas que quieren hacer una marina pagan a lugareños de Bahía Honda para invadir nuestra tierra y tomar posesión. Lo hemos denunciado, pero las autoridades no hacen nada. Mientras tanto, el gobierno ha armado una campaña de mentiras y odio contra mí y mi esposo; es decir, contra la sociedad que formábamos él y yo, Catiland, S.A., como vehículo de la tierra que hemos adquirido. Nos llaman "acaparadores", como si fuéramos personas que se apoderan de toda la vacuna durante una epidemia, para exigir a la gente pagar el precio que piden o morir.

¿CUÁL ES SU PROPÓSITO EN BAHÍA HONDA?

Crear y preservar una reserva ambiental. Hemos sembrado 15 mil árboles. Los tucanes han regresado, también los tigrillos. La bahía, que estaba tintada rojo de lodo, está limpia de nuevo.

¿POR QUÉ ALLÍ?

Por su belleza, y porque es accesible solamente por mar. Además, está íntimamente vinculada con la ecología de la isla de Coiba como criadero natural de peces pequeños, y tiene siete de las nueve especias conocidas de manglar. Una marina sería fatal.

¿QUÉ DICEN CUANDO LES HABLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO?

No tiene que haber conflicto entre el medio ambiente y el desarrollo económico. Si los líderes de Panamá estuvieron a tono mentalmente con la actualidad, empujarían el ecoturismo en vez de proyectos tradicionales de desarrollo. Si tuvieran idea de lo que el calentamiento global significa para el futuro, empujarían la titulación de bosques como proyectos de desarrollo económico.

¿CUÁNDO PIENSAN REGRESAR A PANAMÁ?

Ya que somos el blanco de una campaña de mentiras y de odio, y que tenemos nuestra tierra invadida, estoy aprensiva respecto a la seguridad de nuestros dos hijos. Hemos invertido más de diez millones de dólares y empleado gente. Hemos dado todos los pasos correctos según las leyes, pero el gobierno, en vez de proteger nuestros derechos, nos calumnia. Ya no es el Panamá de que me enamoré.