Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Nacional

Los jubilados se resisten a la “clave”

PANAMÁ. El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez Llorens hizo un anuncio que inquietó a los jubilados y pensionados.

PANAMÁ. El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez Llorens hizo un anuncio que inquietó a los jubilados y pensionados.

Sáez Llorens adelantó que en dos meses —al entrar marzo—, los 180 mil jubilados y pensionados dejarán de formar las filas en los bancos para ser usuarios de las tarjetas claves.

“Ellos decidirán el día que quieren ir a retirar el dinero y la entidad bancaria donde quieren hacerlo”, aclaró el funcionario.

No obstante, el cambio de los cheques a las tarjetas de débito vislumbra un problema esencial. Un sistema electrónico de cobro (retiro más bien) requiere de tener una clave de mínimo cuatro dígitos, elegir el tipo de cuentas, escoger entre operaciones, escribir la cantidad a retirar y cerrarla con la impresión de la factura, entre otras cosas que pudieran ocurrir en el cajero automático. Además, los jubilados no tendrían el beneficio de un cajero exclusivo para ellos.

Esta secuencia de pasos, según el dirigente de los jubilados en la Junta Directiva de la CSS, Rafael Medina, no será el único problema que tendrán con el nuevo modelo.

Aunque aclaró que la edad no es un impedimento para que se aprenda a utilizar el sistema electrónico. Según Medina hay preocupación en cuanto a que llegue marzo y no se tenga claro el funcionamiento de las máquinas cajeras por “un desconocimiento de cómo se tiene que retirar la plata”.

“Lo que nos molesta es que nuevamente nos impongan una idea que ya tiene más de 15 años dando vueltas y ahora de la noche a la mañana no los traen de vuelta”, reclamó.

El jubilado considera que este cambio tiene ventajas y desventajas. “Lo primero que se debió presentar fue la orientación a los que se acreditarán al sistema de pago, con un plan de comunicación”.

Eladio Fernández, presidente de la Asociación de los Jubilados Independientes, aseguró que ya le han manifestado a Sáez Llorens que la mayoría de los ancianos —jubilados— no tienen “los reflejos para los cajeros, por lo que sería complicado cambiar el pago”.

EL AVANCE

Carlos Tasón, director ejecutivo nacional de Innovación y Tranformación de la CSS, sostiene que este cambio también implica un devenir cultural en la vida de estas personas. “Durante este tiempo que hemos trabajado con estas personas nos hemos dado cuenta de que el ir a formar una fila a un banco es una actividad cultural, donde aprovechan para conversar con los otros”.

Tasón señaló que están en la fase de verificación de las listas de jubilados y pensionados porque hay duplicaciones.

Sobre el sistema dijo que se habilitará un centro de orientación para atender las preocupaciones, sin embargo, aún se desconoce cuándo inicia la campaña de divulgación.