Temas Especiales

23 de Ene de 2022

Nacional

La crisis nos debe llevar a un cambio radical en el país

El dirigente sindical Sául Méndez alertó a la ciudadanía sobre la necesidad de poner un alto a lo que acontece en el pa...

El dirigente sindical Sául Méndez alertó a la ciudadanía sobre la necesidad de poner un alto a lo que acontece en el país; reclamó al pueblo la participación y movilización necesarias para hacer frente a estos problemas y crear las condiciones propicias para una constituyente, a través de la cual cambiar las reglas del juego de forma radical.

Para Méndez es preciso realizar cambios de raiz a nuestras estructuras, de manera que se "borren los poderes de facto que existen en el Estado y que tuercen la institucionalidad", de acuerdo a las conveniencias de los clanes políticos y económicos que ostentan el poder en un momento determinado. "El futuro del país no puede estar en manos de quienes gobiernan de esta forma", aseveró.

"La crisis es de tal profundidad que debemos ir hacia una nueva república, fundarla sobre las cenizas de lo que hoy existe y crear una institucionalidad que acabe de una vez por todas con la perversidad que existe en el país", todo ésto para garantizar que nuestros derechos ciudadanos sean respetados de acuerdo a las leyes.

Méndez insistió mediante llamada telefónica al noticiero de Telemetro, que ha llegado el momento de ir hacia la constituyente, "pero una constituyente auto convocada por el pueblo", porque si los mismos dirigentes redactan su contenido, no será más que para complacer a los caprichos de lo que llamó clanes gobernantes.

Cuestionado sobre la realidad panamaña vs lo que ocurre en otras latitudes, Méndez sustentó que lo que estamos viviendo es verdaderamente caótico, y recordó lo acontecido en el Perú durante el primer mandato de Fujimori cuando se buscó confundir al pueblo y luego el mundo entero fue testigo del penoso desenlace.

Manifestó igualmente, su preocupación frente a los últimos acontecimientos ocurridos en la frontera con Colombia, porque a su juicio es una situación muy delicada, cuyos fines deben ser evaluados en su justa dimensión.

"Es grave lo que se persigue con esta lógica guerrerista que nos quieren meter de forma arbitraria, en un amplio abuso del poder", como también son graves las consecuencias que estas acciones puedan generar al país, porque no hay razón para que, de forma inconsulta, se nos vincule a problemas que no son nuestros, afirmó.

Anunció que mañana sábado tienen programada una reunión de dirigentes sindicales, que reunirá a movimientos médicos, transportistas, estudiantiles, magisteriales, de la construcción e indígenas, por el respeto y el derecho a la vida y dignidad del pueblo panameño. En esa reunión analizarán la grave situación que atraviesa el país, frente a lo cual, de seguro, redactarán un pliego de peticiones para el Ejecutivo, exigiendo una respuesta inmediata a todos estos problemas que hoy confunden a nuestra población.