Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

Cantera pone en riesgo a 200 personas

LA CHORRERA. La Cantera de El Coco, que explota la empresa Agregados y Materiales de Panamá S. A. (AMPASA), ubicada en La Chorrera se ha...

LA CHORRERA. La Cantera de El Coco, que explota la empresa Agregados y Materiales de Panamá S. A. (AMPASA), ubicada en La Chorrera se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los residentes de esta comunidad como la de Guadalupe.

Los pobladores de este sector chorrerano exigen a las autoridades de Salud, Autoridad Nacional del Ambiente y la Alcaldía, que revisen los permisos otorgados a la cantera.

La situación se agrava ya que los más de 200 moradores de esta área se quejan de los efectos adversos que la utilización de explosivos para la extracción, excavación, remoción y el dragado de los componentes de la corteza terrestre, en particular la piedra para la operación de concreteras, provoca en los vecinos del lugar.

En su solicitud, los ciudadanos señalan que durante los últimos 4 años han sido víctimas del polvo que genera la cantera, ocasionando una alta incidencia en enfermedades pulmonares.

Esto se debe ya que el tipo de roca que se extraen de allí contiene partículas de sustancias que se asocian como fuentes del deterioro de la salud, que afecta a los pulmones, ocasiona problemas respiratorios y por consiguiente aumentan los resfriados en las comunidades.

Aún cuando no se cuenta con un estudio de prevalencia de enfermedades pulmonares en el sector, y en particular en las comunidades aledañas a la cantera, las quejas y experiencias de los residentes anotan que, en efecto, la incidencia de enfermedades de este tipo en la zona se han incrementado en los últimos años.

Asimismo, apuntan que los explosivos y el ruido excesivo de la maquinaria, junto al polvo, han hecho imposible la convivencia en las residencias, toda vez que la operación de la cantera ha causado grietas en las paredes de sus humildes hogares.

MORADORES

Mixsi Sousa, moradora, indicó que tiene 22 años de vivir en el sector, y se nota que la salud de los residentes se está viendo afectada por la cantidad de polvo que emana constantemente de la cantera, ya que hay días que no tienen control y esto provoca que a los niños y adultos mayores les dé asma y resfriados constantemente; tengo niños y estoy preocupada.

Sousa agregó que las casas, por más que uno limpie siempre tienen polvo; y la empresa no está controlando el asunto como se había acordado en una reunión que sostuvo la comunidad con las autoridades del ANAM, Salud y la Alcaldía.

Ahora que estamos en verano es más preocupante porque la brisa trae todo el polvo blanco que es como el cemento y deja todas las hojas de los árboles blancas. Esta situación hace unos días les estaba afectando la piel a las personas provocándoles alergias y algunos se han quedan sin voz hasta en la vistas les cae ese polvillo, dijo Sousa.

MOVIMIENTOS

El grupo de 40 familias del sector de El Coco fueron removidos hacia el sector de Potrero Grande en Colinas de El Coco porque vivían dentro de los terrenos que le pertenecen a la cantera; sin embargo, el grupo nuevamente regresó al lugar porque donde estaban no reunía las condiciones para vivir, pero ahora exponen sus vidas nuevamente ya que en cualquier momento la cantera puede empezar a dinamitar y se puedan ver afectados, incluso aún más con el polvorín. Los empresarios de la cantera están pidiendo que los desalojen.

EL REPRESENTANTE

Carlos Sánchez, representante del corregimiento de El Coco, señaló que la cantera cuenta con 49 hectáreas que son tierras municipales y la empresa AMPASA, compró unos terrenos con derecho posesorio en Las Colinas de El Coco para que estas pobladores fueran reubicadas, ya que estas familias saben el peligro que representa vivir en esos linderos, y como no tenían un lugar donde levantar sus casas invadieron esas tierras y ahora representa un peligro.

Sánchez agregó que la empresa encargada de la cantera se reunió con él y le solicitaron que se tratara de reubicar a estas personas lo más alejados de la cantera, por el polvorín y por las explosiones que se hacen, por lo que voy a tratar de visitarlos para conversar con la comunidad, y evitar más adelante una desgracia.

Le pedimos a los empresarios que nos apoyaran con el material para la construcción de la carretera y después hacerles un acueducto para que estas familias no vuelvan al peligro y no digan después que no tienen los servicios ni las condiciones en en el lugar donde van a ser reubicados, dijo Sánchez.

POSICIÓN DE LA EMPRESA

La empresa Agregados y Materiales de Panamá S.A. (AMPASA), a través de Héctor Maradiaga, dijo que todo el día se da el proceso de riego a través de carros cisternas, los cuales se suplen de unos lagos que se han formado por el agua lluvia, además se colocaron unos aspersores en las mallas para que el polvo se quede pegado en éste, ya que el mismo se levanta es del material que está guardado.

Maradiaga añadió que las familias que están dentro de los linderos de las tierras de la cantera nos afectan, porque no se puede avanzar en la mina, aseguró que cuando se hacen las voladuras están los bomberos, la DIJ y la Policía Nacional y las personas idóneas que hacen las explosiones, con un material que están en bolsas granulados, no utilizan dinamitas y las voladuras se hacen con sismógrafos.

La cantera El Coco tiene más de 60 años y siguen siendo terrenos del municipio por lo que la entidad es la que debe regular las tierras porque las familias son las que están entrando y se ven afectadas, ya sea por el polvillo o por las voladuras.

Todas las canteras tienen su tiempo para caducar por lo que ya prácticamente la cantera El Coco va en un 50% de extracción, dijo Maradiaga.

OPINÍÓN DE SALUD

El doctor Eric López, director regional de Salud de Panamá Oeste, manifestó que entre las enfermedades que los pacientes pueden tener por causas del polvo que emane de una construcción o de una cantera pueden afectar la salud ya sea en la piel con escoriaciones o alergias, afectaciones respiratorias, secreción nasal consistente.

López agregó que por parte de Salud se estarán orientando a las familias porque los niños y adultos mayores son los más afectados.