07 de Dic de 2022

Nacional

Se abre debate sobre Constituyente

Cuando en los corrillos políticos se habla con insistencia de una posible reforma constitucional impulsada por el Gobie...

Cuando en los corrillos políticos se habla con insistencia de una posible reforma constitucional impulsada por el Gobierno para conseguir la reelección presidencial inmediata, ampliar el periodo presidencial a 7 años, o reducir el periodo de prohibición de 10 a 5 años, la ciudadanía inicia el debate sobre la necesidad de modificar nuestra Carta Magna a través de una Constituyente.

Jorge Hernán Rubio del Partido Popular (PP) aseveró anoche en Trocha Abierta que estas reformas no se pueden mirar para beneficio propio de nadie sino como un mecanismo para fortalecer nuestra institucionalidad.

La Constituyente ha cobrado más fuerza en los últimos meses. Constitucionalistas, juristas, sociedad civil y sectores obreros vienen reclamando cambios urgentes a la Constitución que permitan fortalecer la institucionalidad del Estado.

El Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESSO) aboga por una Constituyente Originaria, que según explicó Rubio, tiene todos los poderes y puede eliminar autoridades. Esta, al igual que la Constituyente Paralela "arranca al país desde cero", aunque su radio de acción está delimitado por la ley que la convoca.

El resultado es lo que importa, y éste va a depender de a quiénes elija al país para que desarrollen la Constitución, anotó el ex diputado. "En Panamá hay nombres que yo estaría feliz que participaran: Bernal, Antinori, Pedreschi, Alvarez y muchos otros que creen en el poder de la Constituyente. Lo cierto es que si se escoge mal el producto final va a salir mal".

El dirigente del PP se mostró a favor de una Constituyente que logre una quinta Constitución mucho más moderna, y acorde a este siglo XXI que vivimos, donde "muchos Bernales y muchas otras personas puedan participar y recoger las corrientes, porque aquí no se inventa nada. Se corta y se adapta como cuando se creó el Defensor del Pueblo y se metió luego en el rango Constitucional".

La última vez que en el país se habló seriamente de una posible reelección presidencial fue en 1998 cuando el entonces mandatario, Ernesto Pérez Balladares, lo llevó a referéndum. A pesar de su alta popularidad el pueblo rechazó la posibilidad en las urnas, por lo que Rubio considera que el país no está listo para plantearse nuevamente esta opción, por muy bueno que pueda resultar un gobierno.