05 de Dic de 2022

Nacional

Aún se desconoce móvil del homicidio

PANAMÁ. Las autoridades encargadas de seguirle la pista al caso del menor Elvis Corella, el “asesinado de Las Mañanitas”, todavía no lle...

PANAMÁ. Las autoridades encargadas de seguirle la pista al caso del menor Elvis Corella, el “asesinado de Las Mañanitas”, todavía no llegan al fondo del asunto.

La jefa de la Fiscalía Cuarta Superior, Dayra Botello, reconoció ayer que aunque no se puede “descartar nada en esta investigación”, aún no se puede afirmar quiénes y por qué asesinaron al menor chiricano de 13 años de edad.

Botello no entró en mayores detalles debido a que la reserva del sumario sobre el caso le impide revelar los datos recolectados, pero aseguró que se están buscando muchas cosas, entre éstas el o los responsables del hecho ocurrido el sábado 13 de marzo en el sector Génesis de Las Mañanitas.

LO AGARRARON EN “LA BATIDA”

Los familiares del menor Elvis Corella, quienes lo reconocieron a través del retrato que circuló en los medios, relataron que el adolescente se había fugado hace 15 días de su casa en el distrito de Barú en Chiriquí. Nada se supo de él hasta que el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses publicó el retrato, sin embargo, ayer la encargada del segmento de Niñez y Adolescencia de la Policía Nacional, Dalis Melo informó que Elvis fue capturado en el operativo de toque de queda o “la batida” del jueves 4 de marzo a las 11:00 p.m. en el área de San Miguel en Calidonia.

Desde esa noche a Corella lo trasladaron hasta una casa-hogar en Tocumen donde se brinda atención a menores de edad en riesgo social.

La noche del 13 de marzo, Corella y otro menor se fugaron de la casa-hogar. Enseguida se da aviso a las autoridades y capturan al otro menor, pero al día siguiente, el 14 de marzo a las 8:00 p.m. hallan el cadáver de Corella, en Génesis de Pedregal, Las Mañanitas.

La Policía Nacional comunicó ayer que identificaron a sospechosos del crimen de Corella. Aún así hace falta que quien conozca del caso denuncie a los posibles asesinos.