Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Nacional

Star Bay, una obra a prueba de multas

PANAMÁ. La noche del 23 de diciembre de 2009, la paciencia de los vecinos de la Avenida Balboa y la calle Aquilino De La Guardia se colmó.

PANAMÁ. La noche del 23 de diciembre de 2009, la paciencia de los vecinos de la Avenida Balboa y la calle Aquilino De La Guardia se colmó.

Eran pasadas las 7:00 p.m. y en el proyecto de edificio Star Bay Tower situado en esa área, los trabajos continuaban.

El corregidor de Calidonia, Luis Morales relata que ese día se aplicaron dos multas al proyecto. La primera porque se accidentó uno de los obreros a quien le cayó un pedazo de hierro en la cara y la otra porque la obra continuaba abierta a eso de las 10:00 p.m., un horario prohibido por las normas del Municipio de la ciudad de Panamá.

Este es el mismo lugar, donde el martes 6 de abril, Iván Rosero Marmolejo perdió la vida luego que unos tubos que estaban en una malla de seguridad le cayeran sobre su espalda. A pocos días de ese suceso, el proyecto continúa abierto pese a que suma $13 mil en multas de acuerdo con el corregidor Morales.

El dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Genaro López expresó que se ha conversado en innumerables ocasiones sobre éste y otros temas de seguridad con representantes de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) y del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), sin embargo el peligro sigue. “Este es un proyecto que cuenta con oficial de seguridad, así que no comprendo...”, expresó López.

Para el dirigente, el anuncio hecho por el Mitradel sobre la contratación de 300 inpectores de obras es una promesa hecha desde principios de año y que aún no se ha cumplido. “Siempre dicen eso cuando ocurre un accidente”, comenta.

PELIGRO ENCIMA

El corregidor, Morales explica que las constantes denuncias por la construcción del proyecto se debe a que por el paso de camiones, los vecinos del área no se pueden estacionar. La Estrella realizó una visita al lugar donde se aprecia cómo las personas caminan por las aceras del proyecto sin que haya supervisión alguna.

En la calle donde se construye el edificio de unos 60 pisos, los carros transitan sin que intervenga una autoridad de Tránsito. En busca de respuestas, se intentó contactar al ingeniero residente del proyecto de la constructora Bay Star S.A., José Gómez Armién, pero se informó que éste “había salido”.

De acuerdo con el artículo 7 del Decreto Ejecutivo No. 2 aprobado el 15 de febrero de 2008 que reglamenta la seguridad y la salud en la industria de la construcción, es la Dirección de Inspección a la cual le corresponde realizar las observaciones de las condiciones de las obras de construcción y “evaluar los riesgos a que están expuestos los trabajadores”.

Sobre esto, el director de Inspección del Mitradel, Abdiel Sagel ha reiterado en distintas ocasiones que actualmente hay pocos inspectores. Según él, solo 25 para todo el país y se espera que pronto contraten a otros 300 para dar cumplimiento a la labor de vigilancia.

Durante el año pasado el departamento de Inspección del Mitradel ordenó la paralizaron de 280 obras de construcción y este año van sesenta.