Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Nacional

Operación Autopista

PANAMÁ. La belleza de los árboles guayacanes resultan todo un espectáculo de coloridos matices en sus capullos amarillo, rosa y rojo.

PANAMÁ. La belleza de los árboles guayacanes resultan todo un espectáculo de coloridos matices en sus capullos amarillo, rosa y rojo.

Jorge Matsufuji, director de la Fundación Shimatsu (Pino Nuevo) lo sabe bien. “Esos árboles son bonitos, maestro”, dice el emprendedor empresario y filántropo de 73 años de edad y que dirige desde hace 3 décadas la Fundación Shimatsu que él mismo creó.

Esa belleza que los guayacanes le imprimen al paisaje, son la principal inspiración para el siguiente plan de Shimatsu. “Vamos a sembrar cientos de plantones a las orillas de la autopista Panamá-Colón”, explicó Matsufuji.

La actividad será en mayo, una vez entre bien la estación lluviosa. “Conversé con el Instituto Nacional de Agricultura, (INA), que están dispuestos a participar”, explica el veterano.

Para el éxito de ese plan Matsufuji, de origen japonés, necesita un elemento básico. La colaboración de la mayor cantidad de personas posible para poder sembrar todos los plantones que están preparados.

“Yo solo no puedo”, dice resignado. “Hay escuelas que ya se han unido, pero necesitamos más”.

Para unirse a la “Operación Autopista” solo tiene que enviar un correo electrónico con sus datos a la dirección: siembra guayacan@hotmail.com y luego de tener claras las coordenadas del operativo estar dispuesto a pasar un día haciendo algo por el planeta. “Es ideal para las escuelas, en la de mi nieto, ya me dijeron que querían ir”, añade el veterano amigo de la naturaleza.

“Apoyo siempre nos falta. Por ejemplo en 30 años con Shimatsu nunca hemos pedido ni recibido ayuda económica de empresas, organismos internacionales o de oficinas gubernamentales”.

¿Entonces cómo se ha sostenido?

“Todo ha sido con esfuerzo propio, pero ya es la hora de empezar a recibir y para eso tenemos que pedir. Así que manos para sembrar, y fondos para seguir adelante siempre serán bienvenidos”, dice Matsufuji, mientras ríe.