25 de Oct de 2021

Nacional

EEUU envía a Noriega a Francia

PANAMÁ. Tras perder una batalla legal que duró poco más de tres años en tribunales estadounidenses, quien fuera considerado el “hombre f...

PANAMÁ. Tras perder una batalla legal que duró poco más de tres años en tribunales estadounidenses, quien fuera considerado el “hombre fuerte” de Panamá, Manuel Antonio Noriega, fue extraditado ayer a Francia, donde deberá enfrentar ahora una condena de diez años por lavado de dinero.

Un Noriega con aspecto macilento y enfermo, a juzgar por las imágenes que ofreció en directo la televisión norteamericana, fue custodiado desde la cárcel de Miami hacia el aeropuerto, en donde el vuelo 695 de Air France lo esperaba para llevarle al aeropuerto Charles De Gaulle de la capital francesa.

La secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton rechazó el último pedido de la defensa de Noriega, de extraditarlo a Panamá donde tiene condenas pendientes.

En Panamá, Noriega fue juzgado y condenado en ausencia por los asesinatos de Hugo Spadafora y Moisés Giroldi, cuyas condenas combinadas suman 35 años de prisión, sin contar otros procesos en los cuales también resultó culpable.

El ex dictador panameño fue derrocado en diciembre de 1989 en la denominada “Operación Causa Justa” encabezada por el Ejército de los Estados Unidos y fue condenado a 40 años de prisión en 1992; sin embargo, su condena fue rebajada por buena conducta y cumplida en septiembre de 2007; pero antes, en 2004, las autoridades francesas reclamaron a Noriega en extradición, desatando un espinoso proceso que fue de apelación en apelación, hasta que la señora Clinton firmara la extración al país europeo.

HONORES EN FRANCIA

Muchos años antes de su caída, el ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega recibió un profundo y prolijo cortejo por parte del gobierno francés, que en los años ochenta era de corte socialista.

En el libro “Las Alas Negras”, el escritor Larry Collins afirmó que el ex dictador panameño “debió ser muy generoso con Francia”, para que en 1987, el presidente Francois Mitterrand le otorgara la orden de La Legión de Honor, la más alta distinción que ofrece ese país; pero ahora, las cosas han cambiado.

REACCIONES

Sandra Noriega, una de las hijas del depuesto militar, se mostró contrariada por la sorpresiva extradición de su padre y señaló en la emisora RPC Radio que las autoridades panameñas “no hicieron nada para evitar que esto sucediera”.

Mientras, el abogado de Noriega en Panamá, Julio Berríos, aseguró que no se aplicaron los tratados internacionales sobre extradición, “que indican que Noriega debía ser remitido directamente a Panamá”.

Señaló que la Cancillería panameña no hizo valer el tratado de 1904, que a su juicio, prevalece sobre cualquier otro en materia de extradición que involucre a Francia, Estados Unidos y Panamá.

POSICIÓN OFICIAL

El canciller y vicepresidente de la República, Juan Carlos Varela, aseguró que el Estado panameño ha presentado tres solicitudes de extradición, mismas que están vigentes, para que Noriega enfrenta la justicia del país.

“Respetamos la decisión del gobierno norteamericano, pero eso no significa que Panamá no seguirá insistiendo en que el señor Noriega sea devuelto al país”, apuntó Varela.