Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Nacional

Etnia negra considera invalidado el proceso censal

Un día después de que los panameños se vieran obligados a permanecer en sus hogares en espera de los encuestadores encargados de hacer e...

Un día después de que los panameños se vieran obligados a permanecer en sus hogares en espera de los encuestadores encargados de hacer el “retrato de la población”, muchas han sido las irregularidades denunciadas, tanto de comunidades enteras no censadas, como de subjetividad a la hora de formular ciertas preguntas. El vocero de la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de la Etnia Negra, Alberto Barrow, dirigente de la campaña “Orgullosamente Afrodescendiente” aseveró en TVN que el Censo está invalidado.

“Un censo es un instrumento científico muy serio, que no admite el tipo de casos que ocurrieron ayer. Este Censo está invalidado y ellos lo saben”. Aseguró que ayer a las 6 de la tarde se discutía con el presidente de la República, Ricardo Martinelli, la posibilidad de realizar al menos otro censo parcial.

Retó directa y reiteradamente a la contralora General de la República, Gioconda Torres de Bianchini, para que “sostenga un debate” con él, ya que todo lo ocurrido hay que explicárselo a la población.

La mayor queja de Barrow y de los organizadores de la campaña “Orgullosamente Afrodescendiente” es que según ellos, hubo “indicaciones institucionales” para que los empadronadores bajaran el perfil de la pregunta referente al origen étnico de los panameños, pues recibieron cientos de quejas de personas a quienes no se les formuló la pregunta. “Había instrucciones. A mucha gente no se le hizo la pregunta, a decenas de miles. Eso habría que preguntárselo a de Bianchini, ni siquiera a Danis Cedeño. Mucha gente tuvo que exigir la pregunta”, afirmó Barrow.

"Alfredo Prieto puede montar las escenografías que quiera; que nos ponga a la licenciada de Bianchini en debate nacional”. Afirmó que en ese debate nacional también debería estar presente Yadira Adames, jefa del departamento de censos de la Contraloría, porque ambas funcionarias deben explicar qué fue lo que pasó.

Para el XI Censo de Población y el VII de Vivienda el Gobierno se presupuestaron 16.5 millones de dólares, por lo que Barrow anunció que ya hicieron una declaración “que está recorriendo el planeta”, y en ella aseguran que “hay una invalidación de un ejercicio censal; algo que es tan importante y delicado, y carísimo. La gente lo sabe”.

Criticó finalmente que ningún funcionario haya dado la cara al país hoy lunes, afirmando que se encontraban cansados.