Temas Especiales

25 de May de 2020

Nacional

Gerardo Solís no actuó con responsabilidad

Si la Contraloría General de la República y el Tribunal Electoral (TE) son instituciones que deben trabajar en armónica cooperación, Ern...

Si la Contraloría General de la República y el Tribunal Electoral (TE) son instituciones que deben trabajar en armónica cooperación, Ernesto Cedeño Alvarado considera que son reprochables las declaraciones del magistrado Gerardo Solís, quien dio a conocer las cifras de población que el TE maneja, aún a sabiendas de que dada la diferencia de más de 700,000 habitantes con los datos publicados por el Instituto de Estadísticas y Censo (INEC), podía crear desasosiego en la comunidad.

Según nuestra Constitución, dijo Cedeño, la entidad llamada a registrar y publicar estadísticas oficiales a nivel nacional es la Contraloría, no el Tribunal Electoral, por lo que las afirmaciones de Solís resultan lo menos inoportunas.

Si bien es innegable que se dieron ciertas irregularidades en el Censo Nacional del 16 de mayo de 2010 no es justo hablar de “fracaso”. Por otra parte, darle más valor a las cifras del Tribunal Electoral que a las del INEC sería desconocer lo que reza nuestra carta magna.

Cedeño espera que con estas declaraciones no siga creciendo la sensación de incredulidad que se palpa en la ciudadanía con respecto al desenvolvimiento y veracidad del XI Censo de Población y VII de Vivienda de este 2010.

La opinión del abogado contrasta con la de su colega y ex magistrado del Tribunal Electoral, Guillermo Márquez Amado, quien aseguró en Telemetro que los controles y confiabilidad de la información que maneja el TE no pueden estar en tela de duda.