Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Nacional

Protección fronteriza podría provocar el resurgimiento del Ejército en Panamá

La delicada situación que parece tomar cuerpo en las áreas fronterizas de Darién podría llevar al Gobierno a tener que redirigir fondos ...

La delicada situación que parece tomar cuerpo en las áreas fronterizas de Darién podría llevar al Gobierno a tener que redirigir fondos importantes destinados a educación y salud, por ejemplo, para fortalecer el cuerpo de seguridad apostado en la frontera y en nuestras costas para evitar la incursión de narcos y traficantes de drogas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Sin embargo, el ex general, Rubén Darío Paredes, llegó más lejos al afirmar en RPC Radio que la amenaza que se cierne sobre la seguridad del país podría dar con la creación incluso de una nueva fuerza militar o con el resurgimiento del Ejército.

Dijo además que los duros enfrentamientos que tuvieron lugar en la provincia occidental de Bocas del Toro entre los antimotines y los trabajadores agremiados, donde podría decirse que los primeros aplicaron una fuerza excesiva, tuvieron su génesis en la implementación de una Ley inconsulta que fue rechazada por las grandes mayorías del país, y de paso a la inexperiencia política de nuestros gobernantes que no supieron comunicarla debidamente al país, y que después no tuvieron la hidalguía de retroceder.

Aunque pueda hablarse de que hubo azuzadores que pusieron su grano de arena para que la provincia entrara en ebullición, Paredes quiso dejar claro que la verdadera razón está en la Ley 30 y en su aplicación, destacando de la misma lo referente a la Ley Ambiental.

El ex militar piensa que con el paso del tiempo los estudios de impacto ambiental se han intensificado, no lo contrario, como pretende la Ley, por lo que pedirle a un consejo de Gabinete, sea éste o cualquier otro que pueda venir en el futuro, que sea el que defina el impacto que puede tener para el país un proyecto de infraestructura o un proyecto minero, no es sensato, porque los ministros de Estado no tienen los conocimientos técnicos necesarios, y en caso de tenerlos, responden a cuestionamientos políticos.

El ex militar y político se retiró de la Guardia Nacional en 1983; antes, entre 1975 y 1978 laboró como Ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA). Esa experiencia le llevó a ocupar durante un año la posición de asesor del ministro del mismo ramo, Víctor Pérez, a quien ayudó a crear el programa de la Cadena Agroalimentaria rubro por rubro, que aseguró está muy adelantado y que debe comenzar a aplicarse en muy poco tiempo.