Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Nacional

Gobierno aprueba nuevo reglamento para Bingo TV

PANAMÁ. Aún no se conoce a los interesados en la explotación de esta modalidad de juego de suerte y azar, aunque en el ambiente persiste...

PANAMÁ. Aún no se conoce a los interesados en la explotación de esta modalidad de juego de suerte y azar, aunque en el ambiente persiste un fuerte olor a ‘chinguia’, en un país aquejado por el flagelo social de la ludopatía.

El gobierno —a través del Ministerio de Economía y Finanzas, y de su Junta de Control de Juegos— hace poco sentó las bases legales para el inicio de esta apuesta pública y las regulaciones para la explotación —a través de la figura de operadores / administradores— de la contratación, instalación y funcionamiento de este juego de azar.

Se trata del Bingo TV o ‘Bingo Televisado’. Hasta hace poco, esta actividad era dirigida por organismos sin fines de lucro para propósitos de beneficencia o asistencia social.

El reglamento, aprobado en julio pasado, y promulgado en Gaceta Oficial el pasado 10 de agosto, regula a través de la Junta de Control de Juegos, específicamente por la Secretaría Ejecutiva, la celebración de un juego de bingo que será transmitido por televisión en programas en vivo, ‘cualquiera que sea su denominación’.

En el portal electrónico oficial PanamáTramita, existen las bases jurídicas para toda aquella persona natural y jurídica que cumpla con los requisitos de honestidad, integridad, competencia y experiencia demostrada para la explotación de esta actividad.

Esto último guarda relación con la necesidad de que esta actividad pública tenga un financiamiento adecuado y que provenga de fuentes lícitas y aceptables.

También, que la participación del solicitante en la industria del juego en Panamá ‘no represente peligro de que introduzcan o incrementen prácticas ilegales en el majo o gestión de las apuestas’.

Los interesados en este negocio deberán suscribir un contrato de administración y operación con el Estado, que tendrá una duración de 20 años prorrogables, por igual término, si el operador / administrador presenta la solicitud correspondiente dos años antes de su vencimiento.

Además, el interesado —previo cumplimiento de los requisitos establecidos en la norma legal— deberá consignar en concepto de fianza para garantizar el contrato la suma de cien mil dólares y pagará a la Junta de Control de Juegos en concepto de participación en los ingresos el 8% de sus ingresos brutos en forma mensual.

Este Bingo TV se jugaría a través de cartones o tiquetes que se pondrían a la venta al público en las calles y establecimientos comerciales. Tendrían premios de compensación o gratificación, en dinero o en especie.

También una apuesta ‘Para Mutual’, en la que los ganadores de cada categoría de premio compartirían en partes iguales los fondos destinados a dichas categorías, excepto cuando se trate de cuarto y quinto premios, que no califican en esta denominación.

Este bingo, igual que otros, tendría balotera o ánfora, balotas y un aparato de extracción o selector de bolas.

En medio de toda esta reglamentación, hay ciertos niveles de escepticismo y no de parte de los potenciales apostadores. Antonio Alfaro, quien preside la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA), tiene una opinión muy particular en torno a la propuesta gubernamental: ‘No estoy de acuerdo con llevarle la apuesta a la gente a su propia casa; el que quiere jugar, que se vista y vaya a las salas de juego’. Alfaro mira con recelo el futuro del Bingo Televisado. Entiende que los tiempos en televisión son muy costosos y aquel que explote este negocio tendría que contar con una gran clientela para cubrir los gastos operativos de este nuevo juego.

Las bases de este juego están sentadas y el gobierno solo espera al mejor postor.